RRHH

Nómada digital: una nueva fórmula de trabajo

Nómada digital: una nueva fórmula de trabajo

¿A veces te da por soñar con convertirte en un nómada digital? Aquí te explicamos cómo conseguirlo…

Los nuevos tiempos están imponiendo conceptos inéditos en el mundo laboral como, por ejemplo, el teletrabajo o la figura en la que hoy nos centramos y que permite trabajar mientras viajamos y disfrutamos de la vida en  Tailandia….

Bueno, vale, puede que esta idealización de esta fórmula laboral resulte demasiado simplista. Porque, al fin y al cabo, resulta que los nómadas digitales no se definen precisamente por darnos envidia desde lugares paradisíacos (tampoco por complicar las tareas de los profesionales al cargo del software de gestión para recursos humanos de tu empresa)… Ni mucho menos.

Un nómada digital es mucho más que eso. Si atendemos a la etimología propia del término «nómada», encontramos que es un término que se refiere a toda aquella persona que se desplaza de un lugar a otro y que, por lo tanto, no tiene una residencia permanente. Aplicado al mundo laboral digital, podríamos decir entonces que este perfil responde a todo aquel trabajador que se apoya en la tecnología para hacer innecesaria una base física permanente en forma de oficina. Dicho de otra forma: es aquel trabajador que puede realizar su trabajo en tu oficina o en una playa en Tailandia, indistintamente.

Pero no pensemos que esta modalidad laboral ha surgido porque la generación millennial tenga más cara que espalda… Profundicemos un poquito más y veamos que, al fin y al cabo, el nómada digital es una figura que ha surgido casi por necesidad.

 

¿Por qué existen los trabajadores nómadas?

Uno de los signos de esos nuevos tiempos que mencionábamos más arriba es que, cada vez más, las pymes, las microempresas y los autónomos se están convirtiendo en la base económica de todos los países avanzados. Y está claro que este tipo de aventuras empresariales conllevan todo un conjunto de particularidades que nada tienen que ver con las de las grandes compañías…

Costes más ajustados, necesidad de optimización y efectividad, reducción de los ciclos de producción, aumento de la competitividad, incremento de las herramientas para colaborar de forma online, libertad de desplazamiento, acceso libre a la información… Todo suma en un paradigma laboral en el que, al final, resulta que el nómada digital surge por necesidad tanto del propio trabajador como de las empresas, que también se benefician de este nuevo perfil.

 

¿Cómo ser un auténtico nómada digital?

Que esta modalidad laboral existe ya es un hecho… Ahora hace falta preguntarse, sin embargo, ¿cómo ser nómada digital? Porque está claro que, dependiendo de cómo lo planteemos, los niños del futuro no querrán ser ni futbolistas ni astronautas, sino nómadas digitales.

Para ello, sin embargo, deberán interiorizar dos factores primordiales. El primero de ellos es la imposición de la conectividad como base de su propio trabajo: los nómadas digitales han de estar conectados 24 horas al día para responder a las necesidades de sus clientes. Ahora bien, esta hiperconectividad se mitiga con el hecho de que también pueden distribuir su jornada laboral tal y como ellos deseen.

Esto nos lleva al segundo factor determinante para todo nómada digital: ha de asegurar esa conectividad mediante dos vías. Por un lado, la del hardware: equipos tecnológicos que le permitan este tipo de conectividad intensiva como el ordenador portátil, el smartphone y la tablet. Por el otro, el software: las herramientas que le permitan trabajar desde la nube, estar conectado con la empresa en cuestión y colaborar con el resto del miembros del equipo.

 

Trabajos para nómadas digitales

Llegados a este punto, resulta que ya sabes cómo convertirte en este tipo de perfil de trabajador digital, pero no se te ocurren ejemplos de trabajos en los que aplica este tipo de perfil laboral. Te lo ponemos fácil y te damos varias ideas inspiradoras…

  • Copywriter para empresas nativas digitales. Si una empresa tiene presencia digital, necesitará que alguien escriba sus textos. Mucho más si tienen su propio blog… ¿Por qué no podrías ser tú ese nómada digital que se encargue de escribir a distancia para este tipo de compañías?
  • Community manager. Las redes sociales de un negocio pueden llevarse desde cualquier punto del mundo porque, al fin y al cabo, la gente participa en ellas precisamente desde cualquier lugar en el planeta.
  • Diseño web y programación. En ambos casos, se trabaja mejor solo… Y en algún lugar que te aporte paz de espíritu.
  • Consultoría. Cada vez son más los negocios que recurren a expertos eternos que aporten visiones novedosas y rupturistas. Y está claro que tu visión será más fresca cuanto más mundo hayas visto.

¿Has leído este artículo y has empezado a mirar de reojo la maleta en tu armario? Pues ya lo sabes: nómada digital puede serlo cualquiera porque el sistema cada vez permite este tipo de trabajos con mayor frecuencia… ¡Benefíciate de ello!