Facturación

Modelos de facturas para Word y Excel

Modelos de facturas para Word y Excel

¿Tienes dudas sobre si los modelos de factura para Word y Excel que estás utilizando son los más óptimos? Aquí te ofrecemos varios ejemplos.

¿Tienes una plantilla de Word o Excel y la aplicas a absolutamente todas las facturas que generas? Pues tampoco te vamos a decir que lo estés haciendo mal, pero lo que está claro es que no lo estás haciendo de la forma más óptima que existe a día de hoy. Una forma que, obviamente, vamos a explicarte a continuación.

Porque está claro que la actualidad manda, y que a ese respecto no hay nada mejor que contar con un programa de facturación sencillo que te solucione la papeleta al respecto. Pero si las novedades tecnológicas no son lo tuyo y prefieres seguir usando únicamente las míticas y todavía más que efectivas herramientas de Office, sigue leyendo.

Y, sobre todo, explora esta página de Microsoft en la que podrás encontrar toneladas de plantillas para facturas de todo tipo. A continuación, sin embargo, vamos a ver con mayor detenimiento algunos de los modelos de factura para los programas más frecuentes.

Modelos de facturas para Word

Empecemos por el Word, porque por todos es sabido que asusta mucho menos que el Excel (que, a su vez, demanda conocimientos técnicos un pelín más avanzados). Consideremos dos ejemplos bien comunes.

Factura básica

Factura básica para Word
Como puedes apreciar, cualquier modelo de factura para Word debería estar encabezado con tus datos: compañía, dirección, ciudad, código postal, teléfono y fax. Lo que deberías acompañar por el logotipo, que es algo que siempre confiere un plus de profesionalidad al asunto de la facturación.

En todo modelo de cualquier factura resulta imprescindible poner bien destacados el número de factura y la fecha correspondiente. Y, a partir de ahí, es necesario completar los datos de la entidad a quien se factura (con nombre, dirección, ciudad y código postal), los datos de a quién se envía la factura (que pueden ser iguales al destinatario) y cualquier otro tipo de instrucciones adicionales.

El cuerpo de la factura es el común y corriente: cantidad a facturar, descripción, precio unitario y total. Lo que se completa al final de todo con un subtotal al que se le resta impuestos sobre las ventas, envío y transporte (en el caso de que opere) y la joya de la corona: el total a pagar. Lo dicho: nada más básico que este modelo de factura.

Factura de servicios con horas y tarifas

Factura por horas para Word
Factura por horas para Word

Pongamos, sin embargo, que eres un autónomo que factura por horas… Lo que necesitas entonces es una plantilla de factura en la que puedas estipular tanto las horas como las tarifas. Como ves más arriba, los básicos a incluir no cambian: nombre de la compañía y sus datos, nombre del cliente y sus datos, total a cobrar, etc.

Ahora bien, la principal diferencia es que el cuerpo de la factura incluye dos nuevos campos para cada uno de elementos facturables: horas y tasa. Este modelo de factura es la solución más idónea para tener siempre controlado cuánto vale tu trabajo.

Modelos de facturas para Excel

¿Eres de los valientes que se atreven con el siguiente peldaño de la ofimática y no lo tienen miedo a las celdas y a los cálculos avanzados? Entonces no tendrás ningún problema a la hora de explorar estos modelos de factura para Excel.

Factura básica

Factura básica Excel
Factura básica para Excel

Como puedes ver, la factura básica de Excel no difiere demasiado a la factura básica de Word… Ahora bien, si controlas mínimamente las celdas, estás claro que poner colores para separar los distintos campos es realmente fácil y le dará un toque mucho más distinguido a tu facturación.

Por lo demás, los campos de este tipo de modelos de facturas son los mismos y los datos a introducir también. Eso sí, otra de las grandes ventajas de usar Excel es que puedes automatizar ciertos cálculos usando las fórmulas pertinentes. Suma el total de forma automática o extrae los impuestos sin necesidad de usar la calculadora y luego volver a tu documento de Word para introducir el monto resultante de forma manual. Todo ventajas.

Factura de servicios

Factura horas Excel
Factura horas para Excel

No vamos a extendernos más porque sería repetir lo ya dicho en el caso de la factura de servicios en Word… Pero, como puedes observar en la factura de más arriba, lo que distingue este tipo de documento es precisamente que incluye campos pensados para estipular de forma más concreta los servicios facturados. Todo ello aprovechando los beneficios de la automatización que te permiten las fórmulas de Excel.

¿Ves como puedes tener modelos de factura para Word y Excel pensados para cada una de las tipologías de facturación que afrontes? Ahora bien, repetimos: si quieres evitarte el engorro de tener que buscar un modelo de factura cada vez que necesites uno nuevo, también puedes recurrir por las herramientas de facturación incluidas en un buen software de gestión de empresas como el que ofrece Holded, por ejemplo. Todo ventajas. Esta vez de verdad.