Finanzas

Las startups españolas de mayor impacto (según la Comisión Europea)

autor

Las startups españolas de mayor impacto (según la Comisión Europea)

Impact Growth es un programa de aceleración de startups financiado por la Comisión Europea, que aporta 3,6 millones de euros a fondo perdido. Este programa ofrece a nuevas empresas la posibilidad de crecer de manera deslocalizada gracias al aporte mencionado que realiza sobre sus finanzas. 

En la presente edición han sido elegidas 14 startups para formar parte de esta segunda convocatoria, y entre ellas hay 5 empresas españolas.

Éstas son:

La agencia de viajes Nixi1

Con el nombre inicial de Chatnfly, esta startup barcelonesa desarrolla un chatbot de viajes completamente automatizado para particulares y empresas. En ese sentido, Nixi1 dice ser la primera agencia de viajes operada por inteligencia artificial que vende y presta servicio a través de mensajería instantánea.

La startup, fundada por los emprendedores Juan Prim y Carlos Núñez, cuenta con un sistema de reconocimiento de lenguaje natural y con la inteligencia artificial para automatizar todas las interacciones con los clientes mediante notas de voz, texto y figuras predictivas.

Así, la empresa de viajes cuenta con dos líneas de negocio distintas. Por un lado, ofrece esta canal a los usuarios para que puedan reservar viajes de una manera muy ágil, Por el otro, ofrece un sistema de Inteligencia Artificial como proveedor de servicios de viaje a hoteles, trenes, aerolíneas, etc.

Digitanimal, el sistema de localización de animales

Nacida en Madrid, esta startup ayuda a localizar y monitorizar a los animales, optimizando de este modo el rendimiento de explotaciones ganaderas y asegurando el bienestar de los animales y su trazabilidad mediante un sistema blockchain. La solución que aportan es en realidad un GPS que se adhiere al animal y permite su cuidado mediante un seguimiento desde el smartphone. Cuando el animal tiene algún comportamiento anómalo, el sistema avisará a su propietario.

Pycno: tecnología en el agro

Esta startup valenciana desarrolla sistemas de mejora en la agricultura de precisión mediante sensores profesionales. Pycno es un sensor que mide las condiciones de un cultivo de manera remota, para que el agricultor pueda tomar las mejores decisiones a partir de esa información, ahorrando recurso y reduciendo los riesgos generados por la falta de datos fiables.

En ese sentido, el sistema desarrollado por esta startup permite a los agricultores conocer las condiciones del campo de manera remota, a tiempo real y desde cualquier lugar del mundo. Estas condiciones son, entre otras, la radiación solar, la temperatura y humedad del suelo, la temperatura del aire o la intensidad de la lluvia en todo momento.

Urban Clouds: ¿qué calidad tiene el aire que te rodea?

Esta startup malagueña aporta una solución imprescindible en tiempos de cambio climático y contaminación: ofrece un mapa especial de la calidad del aire. Apoyados en un sistema SMAQ –combina una red de dispositivos fijos y móviles que monitorizan la calidad–, con el sistema logran que ayuntamientos de ciudades y municipios se ven forzados a cumplir la normativa vigente relativa a esta cuestión.

Asimismo, Urban Clouds provee un fiable monitor móvil medioambiental que puede ser montado en espacios interiores, exteriores o espacios en movimiento. ¿Y cómo funciona? Pues bien, el monitor tiene sensores que transmiten datos a un módulo en una plataforma establecida en la nube, plataforma que aporta análisis sobre los datos medioambientales recogidos.

WiTraC o la Industria 4.0

Otra startup valenciana, en este caso fundada por Javier Ferrer y Pere Pons, que entre los dos trataron de resolver la cuestión de la trazabilidad en la industria con la idea de ayudar en la toma de decisiones. La herramienta sirve para saber en todo momento dónde y en qué situación está el producto, de modo que se pueden calcular todas las variables productivas y a partir de esos datos sacar mejores conclusiones.

Es, en definitiva, una herramienta que ayuda a ser más productivos con los menores recursos posibles, una exigencia que resulta imprescindible en los tiempos de la industria 4.0.