Inventario

Cómo integrar el ERP para la gestión de almacenes

Cómo integrar el ERP para la gestión de almacenes

¿La gestión de almacenes es algo que te produce ansiedad solo de pensar en ello? Te explicamos cómo optimizarla usando un buen software ERP.

Está clarísimo que la implantación de un software ERP siempre resulta beneficiosa para un empresa. Suele decirse de hecho, que es beneficiosa precisamente porque sus ventajas no se limitan a un departamento en concreto, sino que se extienden a diferentes áreas de negocio… Como, por ejemplo, todo lo que concierne al inventario.

Y ni que decir tiene que, con la tendencia que tienen los almacenes a caotizarse en cuanto nos descuidamos, nunca está de más disponer de un buen software que nos ayude a tenerlo todo bien ordenadito y bajo control. Por eso mismo, vamos a explicarte cómo integrar un ERP de tal forma que te ayude a mantener tu almacén a rajatabla.

¿Cómo optimizar el almacén usando un ERP?

El comercio de la era moderna ha impuesto sus condiciones. Y hay que reconocer que son condiciones realmente salvajes que no se habían visto en almacenes de décadas pasadas. La velocidad y efectividad a las que obliga el e-commerce ha convertido la gestión de almacenes en algo realmente complejo.

Pero, por suerte, un buen software ERP puede ayudarte a optimizar esta área de tu negocio. ¿Cómo? A continuación tienes algunas ideas básicas desde las que partir…

  • Intercambia datos usando protocolos que son cánon en el sector tal y como el EDI, el XML o el ASN. Todos ellos están enfocados a automatizar la comunicación entre el proveedor y el cliente.
  • Optimiza el espacio de tu almacén. Un buen ERP te ayudará a mantener a raya el inventario usando los criterios más adecuados a la hora de colocar los productos.
  • Usa sistemas de radiofrecuencia (RFID) para preparar pedidos, para abordar las reposiciones y para identificar tus inventarios.
  • Planifica automáticamente tareas de tu almacén como la preparación de pedidos, el control de cargas o la expedición por rutas.
  • Reduce las tareas administrativas.
  • Aprovecha algoritmos para optimizar la gestión de almacenes: puedes prever pedidos, tendencias de productos… ¡y mucho más!

Ten en cuenta, por otra parte, que lo interesante de gestionar tu inventario usando un software ERP es que esta tarea no empezará y acabará en sí misma, sino que se ligará a otros flujos de trabajo de tu empresa. Es el principal beneficio de estos softwares: que conectan áreas y equipos mejorando el negocio en su globalidad.

Ventajas del ERP en la organización y gestión de almacenes

¿Todavía no estás convencido del todo? ¿Necesitas un empujoncito final para acabar de visualizar todo lo que un buen software ERP puede hacer por tu organización y gestión de almacenes? Pues sigue leyendo, porque a continuación vienen un buen puñado de ventajas de este tipo de implantaciones…

  1. Ahorro de tiempo. Al poder ubicar de forma rápida todos los productos, los trabajadores ganan tiempo a la hora de buscarlos y empaquetarlos (o simplemente buscarlos y entregarlos). Esto se traduce, obviamente, en un aumento de la satisfacción del cliente.
  2. Mayor control sobre el negocio. Un ERP te ayudará a evaluar en tiempo real todo lo que está ocurriendo en tu inventario y, a su vez, saber cómo este afecta lo que ocurre en otras áreas como administración o marketing, por poner dos ejemplos. Porque, al fin y al cabo, la gestión de almacenes es una de las principales arterias de toda empresa.
  3. Información útil. Este tipo de softwares te permiten obtener informes con todo un conjunto de información realmente útil a la hora de realizar predicciones y tomar decisiones futuras en la organización y gestión de almacenes.
  4. Incremento de la capacidad de almacenaje. Optimizar el espacio de tu almacén solo puede traducirse en un beneficio: liberar espacio para repartir tu inventario de forma mucho más efectiva.
  5. Crea mejores estrategias de márketing. Ya lo hemos dicho un poco más arriba, pero los informes obtenidos a partir de la gestión de inventarios con un ERP pueden ayudarte a identificar tendencias de consumo y, sobre todo, a conocer mucho más de cerca a tu cliente. Aplicar eso al márketing solo puede reportarte beneficios.

¿Has visto como, con tan solo un artículo, hemos convertido algo tan problemático como el inventario de tu negocio en algo que, además de ser un poco más sencillo, puede reportarte beneficios en otras áreas de tu empresa como es la gestión de almacenes? Y todo ello gracias al uso de un buen software ERP (como, por ejemplo, el de Holded).