Uncategorized

Estudios y tecnología: estas apps pueden ayudarnos a estudiar mejor

autor

Estudios y tecnología: estas apps pueden ayudarnos a estudiar mejor

Falta muy poco para que termine la temporada escolar y, con ella, los exámenes que determinan el éxito o el fracaso en el rendimiento de cualquier estudiante. ¿Es injusto jugárselo todo a una carta? Quizás, pero no hay otra, así que toca echar el resto y estudiar como si no hubiera un mañana.

De hecho, después de suspender algunos exámenes no hay un mañana. Por eso siempre es interesante recurrir a todas las ayudas posibles para expandir nuestro rendimiento con los libros y ahí, una herramienta relativamente moderna es la tecnología.

¿Cómo puede ayudarnos la tecnología a estudiar? Pese a que hay quien considera que la tecnología, las aplicaciones y los dispositivos móviles son una fuente de distracción muy potente –o incluso hablando en términos más drásticos, el gran problema endémico al que se enfrentan los profesores de hoy–, las aplicaciones que proponemos a continuación sin duda serán un gran soporte para completar con éxito los exámenes.

En términos generales, la tecnología puede ayudar a organizarnos mejor las tareas, gestionar los exámenes y trabajos pendientes, y crear foros de discusión con otros alumnos que estén en la misma situación que nosotros. O sea, la tecnología nos organiza y nos relaciona.

Pero vayamos a lo concreto. En primer lugar, es imprescindible contar con un calendario que nos ayude a planificar las horas y los días de estudio. Para esta función, podemos contar con iStudiez Pro, una aplicación disponible en iOS y Mac OS X que ayuda a gestionar exámenes, trabajos, listado de profesores y notas.

En caso de que tengamos Android podemos recurrir a Timetable, la app casi espejo desarrollada para el androide verde, la cual nos facilita de forma intuitiva la coordinación de nuestras tareas sin importar si estamos en el colegio, el instituto, la universidad o unas oposiciones que dan acceso a empleos.

Quizás necesites ir un paso más lejos, ampliar la funcionalidad de tu app de ayuda al estudio con, por ejemplo, una opción que permita reducir la lista de cosas pendientes. En ese caso podemos recurrir a soluciones como Evernote o Wunderlist, donde podemos guardar ideas y actividades por hacer para ahorrar energía y memoria.

Además de a organizarnos, la tecnología favorece la productividad evitando las típicas distracciones. Imaginemos que tenemos que completar una serie de tareas pero que, a causa del estrés, no somos capaces de concentrarnos para llevarlas a cabo. Con la app TimeWise –de Android– podremos cronometrar dichas tareas para terminarlas en un tiempo no superior a los 25 minutos.

En el mapa de herramientas tecnológicas con las que contamos a la hora de estudiar/trabajar no podemos dejar de lado las que pertenecen al paquete Microsoft, en especial el Microsoft Office. Tan interiorizado tenemos su manejo que a veces se nos olvida que no siempre estuvo ahí. Por otra parte, en el almacenamiento de archivos tenemos de nuestro lado algunas utilidades como Dropbox, Google Drive y One Drive, con las cuales podemos trabajar en línea con nuestro compañeros de clase.

Mención aparte merece la app de Trello, que combina la funcionalidad de las herramientas para organizarnos las tareas con las de aquellas que sirven para trabajar o estudiar en línea con nuestros compañeros.

Pero, ¿y si aún con todo eso estamos atascados? Nada mejor que salir del bloqueo con juegos de aprendizaje. Por ejemplo, existen servicios especializados como MIR Quiz –disponible en Android e iOS– ideal para quienes están preparando las oposiciones del MIR, pues permite repasar la materia con preguntas de verdadero/falso. Por último, aplicaciones como las de Fundéu, RAE o Wordreference también pueden servir de utilidad para resolver dudas relativas a la lengua de estudio.

¿Y si no sirve nada de esto? ¿Si el smartphone lejos de ayudar, despista? Bueno, incluso en ese caso podemos recurrir a la tecnología: hay aplicaciones desarrolladas para controlar el tiempo que pasamos en el móvil y combatir nuestra improductividad de manera efectiva. Dicho en otras palabras: ¿resolveremos nuestra distracción recurriendo a aquello que nos provoca esa distracción?

Es una idea… La otra opción es estudiar. Mucho. Sin excusas.