Proyectos

¿Es seguro comprar en Amazon? Resuelve tus dudas

¿Es seguro comprar en Amazon? Resuelve tus dudas

¿Alguna vez te has preguntado si es seguro comprar en Amazon o no? Aquí te explicamos cómo funciona este servicio para que tú mismo respondas a esta pregunta.

¿Qué le vamos a hacer si, por mucho que nos empeñemos en lo contrario, todos hemos heredado un puntito de las neuras de nuestros padres? Por ejemplo, realizarnos preguntas del tipo «¿es Internet un nido de estafadores?» o, de forma mucho más concreta, «¿comprar en Amazon es seguro.

No te preocupes. No te sientas prematuramente viejo. Todos nos hemos hecho esta pregunta al comprar por vez primera en Amazon. Y, de hecho, también nos la realizamos cada vez que localizamos algo sospechoso en esta gigantesca e-shop: un producto sin una descripción exhaustiva, otro con fotos que parecen sacadas de un catálogo de 1997…

Repetimos: ¿es seguro comprar en Amazon, el gigante de compras online? Este artículo quiere dar respuesta a esta pregunta para ayudar así a todo tipo de usuarios, desde los casuales como tú que vas a comprar un par de libros hasta los que usan la plataforma de forma profesional como tú también, que estás totalmente dedicado a sincronizar tus ventas con Amazon.

 

¿Por qué es seguro comprar en Amazon?

A la hora de responder por qué es seguro comprar en Amazon, es necesario atender cuatro rasgos de esta tienda online que deberían dejar tu alma bien tranquila cada vez que le des al botón de «comprar»…

  1. Historia. Amazon se creó en el lejano año 1994 como tienda online de libros… Haz tú mismo los cálculos: hace ni más ni menos que 25 años. Y, vamos, ni que decir tiene que un negocio no sobrevive (y crece de forma exponencial) durante más de dos décadas a base de estafar a sus clientes, sino más bien todo lo contrario. De modo que por lo que hasta ahora parece, sí, es seguro comprar en Amazon.
  2. Cliente como prioridad. Lo de «el cliente es nuestra prioridad» es algo que muchas empresas suelen afirmar… Pero que pocas cumplen de forma tan profunda como Amazon. Ya no es solo que el flujo de trabajo con sus vendedores priorice al cliente (no se paga al proveedor hasta pasado 15 días, por ejemplo, para asegurar que el comprador tiene tiempo de mostrar su desacuerdo con el producto en el caso de que exista), sino que esta tienda online es conocida precisamente por priorizar a sus clientes en contra de sus vendedores siempre que surja cualquier tipo de problema.
  3. Atención al cliente. Esto último, la política de priorizar a sus clientes, es una práctica que se basa fundamentalmente en su servicio de atención al cliente. Basta una llamada con este servicio para sentir que realmente es seguro comprar en Amazon: resolución de pregunta, problemas con los envíos, devoluciones, fallos en la calidad del producto… La atención al cliente de Amazon está ahí a tu servicio. Literalmente. Y de forma entregada.
  4. Seguridad en el pago. Otra de las prioridades de Amazon es asegurar la total seguridad del pago y la confidencialidad de los datos personales de sus clientes. Para ello, la tienda online usa la tecnología más avanzada: los servidores SSL encriptan la información personal y, así, la blindan y hacen imposible que llegue a manos indeseadas. Es precisamente para que sigas sintiendo que es seguro comprar en Amazon por lo que, por ahora, solo se puede pagar con tarjeta de crédito o débito (aunque hace tiempo que se rumorea que tarde o temprano incorporarán otras opciones de pago como PayPal).
  5. Política de devoluciones. Ya lo decíamos más arriba: Amazon está totalmente orientado hacia el cliente y, por eso mismo, su política de devoluciones no podría ser más friendly. Para empezar, el periodo de devolución de cualquier producto que compres es de 30 días a partir de la fecha de recepción (aunque en Navidad incluso alargan el periodo hasta el 28 de febrero). Más todavía: si te hacen un regalo a través de Amazon, podrás devolverlo incluso sin que se entere la persona que te lo ha regalado. Y, finalmente, si el producto presenta algún tipo de defecto, la devolución es totalmente gratuita. Si no, la devolución solo te costará 2.99€ si llevas el paquete a Correos o 5.50€ si quieres que un mensajero lo recoja en el punto que te apetezca.

 

Consejos para una compra segura

¿Sigues preguntándote si es seguro comprar en Amazon incluso después de todo lo que hemos expuesto en el punto anterior de este artículo? No pasa nada. Para que le des al botón de «comprar» con mayor tranquilidad de espíritu, aquí van algunos pequeños consejos…

  • Compra directamente a Amazon siempre que puedas. Al fin y al cabo, Amazon prioriza sus propios productos y proveedores, por lo que siempre proporcionarán mejor servicio en estos que con terceros.
  • Evita descuentos fraudulentos. Aquí ocurre como en todos sitios: que te venden una rebaja cuando en verdad no hay rebaja alguna. Por suerte, existen herramientas como Camel Camel Camel que hacen que sea seguro comprar en Amazon. En ella, basta introducir el producto en cuestión para que te muestre el historial de sus variaciones de precio y que veas si realmente estás ante una ganga o te la están intentando colar por la escuadra.
  • No te fíes de todas las reseñas. Está claro que, muchas veces, los propios vendedores intentarán colar reseñas extra-positivas que pueden llevar al engaño.
  • Examina hasta el último detalle del producto. Mira las fotos, lee todo el texto… Y calma tu inquietud a base de información pura y dura.

Y ahora sí, ¿no? Ahora, con toda esta exposición sobre la mesa, no debería caberte ninguna duda al respecto de si es seguro comprar en Amazon o no.