Facturación

Sanciones por errores en la declaración de la renta

Sanciones por errores en la declaración de la renta

Deliberadas o no, las infracciones conllevan sanciones por errores cometidos en la declaración de la renta… En este artículo te explicamos cuáles son.

¿Quién no teme, aunque solo sea un poquito, a la declaración de la renta anual? Al fin y al cabo, este es un trámite que, aunque creas que has cursado correctamente, siempre puede explotarte en la cara debido a algún error que se te haya escapado (por mucho que incluso uses un programa de facturación gratis como el que ofrecemos en Holded).

Por eso mismo, más vale estar informado siempre. Bueno, a ver, lo que más vale en este caso es hacer las cosas lo mejor posible e intentar presentar la declaración de la renta pluscuamperfecta para que no puedan llamarnos la atención de ninguna de las maneras. Pero, en el caso de que la cosa se salga de madre, siempre viene bien estar informado de qué puede ocurrir.

Y lo que puede ocurrir aquí es que tu declaración de la renta incluya algún error y que, por  lo tanto, Hacienda sancione a tu empresa (o a ti directamente). Para estar prevenido, en este artículo vamos a exponer todas las infracciones posibles (¡un total de 15!) y las sanciones correspondientes por errores en la declaración de la renta:

  1. Infracción por no ingresar la deuda tributaria resultante de una autoliquidación. La base de esta sanción será la cifra no ingresada y, basándose en esta cifra, la sanción será leve (y por lo tanto se subsanará con una multa pecuniaria proporcional del 50%), grave (con una multa pecuniaria del 50% al 100%) o muy grave (con una multa pecuniaria del 100% al 150%).
  2. Infracción por incumplir la obligación de presentar de forma completa y correcta la declaración necesaria para practicar liquidaciones. Es aplicable cuando no hay necesidad alguna de presentar autoliquidación (por ejemplo, en el caso del impuesto sobre sucesiones en determinadas comunidades autónomas), y las sanciones por este error en la declaración de la renta son las mismas que hemos visto en el punto número 1.
  3. Infracción por la obtención indebida de devoluciones. También puede ser leve, grave o muy grave, pero en este caso la sanción siempre se corresponderá a la cantidad íntegra devuelta indebidamente.
  4. Infracción por solicitar devoluciones, beneficios o incentivos que no corresponden. Si lo que se ha solicitado indebidamente es una devolución, la sanción será del 15% de la cantidad solicitada. Si, por el contrario, lo que se ha solicitado indebidamente es un beneficio o incentivo fiscal, la sanción será una multa pecuniaria de la cantidad fija de 300€.
  5. Infracción por la determinación o acreditación improcedente de partidas (ya sean positivas o negativas) o créditos tributarios aparentes. La sanción en este caso puede ser del 15% o del 50% dependiendo de su naturaleza.
  6. Infracción por no presentar la autoliquidación o la declaración dentro de plazo aunque esto no produzca perjuicio económico. En este caso, la sanción por este error en la declaración de la renta dependerá de si ha sido una declaración censal (y se solventará con una sanción pecuniaria de 400€), si la comunicación ha designado al representante de personas o entidades (100€), si se refiere a declaraciones exigidas en cumplimiento del deber de suministrar información (20€ por cada doto omitido) o si puede englobarse en otras causas (200 euros)
  7. Infracción por incumplir la obligatoriedad de comunicar el domicilio fiscal. Su sanción de 100€ es fija.
  8. Infracción por presentación incorrecta de autoliquidación o declaración sin que se produzca perjuicio económico. La sanción será de 150€ en el caso de que sea una autoliquidación o declaración, o de 250€ en el caso de las declaraciones censales.
  9. Infracción por incumplimiento de obligaciones contables y registrales. Esta se considera directamente una infracción grave y la sanción por este error en la declaración de la renta se paga con una multa pecuniaria de 150€, aunque pueden existir circunstancias atenuantes que eleven la multa hasta 600€.
  10. Infracción por incumplimiento de obligaciones de facturación o documentación. Pueden darse diferentes casos: el incumplimiento de los requisitos impuestos por la normativa vigente de facturación (con una sanción del 1% del importe de las operaciones facturadas indebidamente), la falta de expedición o conservación de facturas y documentos (sanción del 2% o de 300€ si se desconoce la cifra final facturada con errores) o la expedición de facturas con datos falsos o falseados (multa del 75%).
  11. Infracción por incumplimiento de las obligaciones relativas al uso del número de identificación fiscal u otros números o códigos. La sanción por este error en la declaración de la renta puede ser leve (150€), grave (mínimo de 1000€) o muy grave (fija de 30.000€).
  12. Infracción por resistencia, obstrucción, excusa o negativa a la actuación de la Agencia Tributaria. Suele implicar una sanción en forma de multa de 150€, aunque si la resistencia continúa puede aumentar hasta 600€.
  13. Infracción por incumplimiento del deber de sigilo exigido a los retenedores y a los obligados a realizar ingresos en cuenta. Se sancionará con una multa pecuniaria de 300€ por cada dato incumplido.
  14. Infracción por incumplimiento de la obligación de comunicar correctamente datos al pagador de rentas sometidas a retención o ingreso en cuenta. La sanción por este error en la declaración de la renta dependerá de si ha sido un caso leve (con una multa proporcional del 35%) o grave (150%).
  15. Infracción por incumplimiento de la obligación de entrega del certificado de retenciones o ingresos en cuenta. Su sanción está fija en una multa de 150%.

Y, ahora que ya tienes toda esta información en la mano, solo queda poner velitas al Santo correspondiente para que no te encuentres delante de ninguna de estas infracciones y sanciones en tu declaración de la renta.