Consejos

De pobres a millonarios, 10 empresarios hechos a sí mismos

13 abril, 2017

autor

De pobres a millonarios, 10 empresarios hechos a sí mismos

No todos los millonarios nacieron con una fortuna bajo el brazo. Y los casos de estas 10 personas lo ilustran perfectamente. Representan el más puro sueño americano. Son personas de orígenes humildes que tuvieron que atravesar dificultades y esforzarse al máximo para llegar a lo más alto. Oprah Winfrey, George Soros, Amancio Ortega y Jeff Bezos son solo algunos de los empresarios hechos a sí mismos.

10 empresarios hechos a sí mismos

Oprah Winfrey

Esta magnate de los medios y súper estrella de la televisión requiere poca presentación. Fue varias veces ganadora del Premio Emmy por su programa The Oprah Winfrey Show, el programa de entrevistas más visto en la historia de la televisión. Además es una influyente crítica de libros, actriz nominada a un Premio Óscar, y editora de su propia revista. Según la revista Forbes, fue la persona afroamericana más rica del siglo XX y la única de origen negro en poseer, en el mundo, más de mil millones de dólares durante tres años consecutivos. Y es que su fortuna asciende a 2.900 millones de dólares.
Winfrey nació en 1954 y fue criada por su madre soltera en un área rural del estado de Misisipi. Sus primeros años no fueron fáciles, pasando por una agresión sexual y un embarazo a los 14 años. Pero sus habilidades comunicativas le abrieron las puertas de una radio en Tennessee y desde allí catapultó su éxito hasta lo más alto con su propio programa de televisión “The Oprah Winfrey Show”. Más adelante, sería la directora ejecutiva de la cadena que lleva su nombre, Oprah Winfrey Network, la cual está disponible en 80 millones de hogares.
Ophra-Winfrey

George Soros

La revista Forbes estima su fortuna en 24.200 millones de dólares, una cifra que se ha ganado él solito. Y es que Soros, cuyo nombre original es Schwartz György, es un superviviente de la ocupación nazi a su país, Hungría, durante la Segunda Guerra Mundial.
Todo gracias a su padre que decidió cambiar su apellido en 1936 de Schwartz a Soros, debido al creciente antisemitismo con el auge del fascismo. Y, además, organizó un complicado esquema para ocultar la identidad de toda la familia y de otros judíos.
Más tarde, Soros emigró a Inglaterra, donde logró pagar sus estudios en la Escuela de Economía y Ciencia Política de Londres con varios trabajos informales como lavaplatos y pintor de casas. Se graduó en Filosofía en 1952, tras estudiar con Karl Popper, su influencia intelectual más permanente.
Sin embargo, su éxito económico llegó con sus habilidades financieras y alcanzó su máximo en 1992 cuando consiguió mil millones de dólares de una sola vez apostando contra la libra esterlina, en un día conocido como Miércoles Negro.
Como curiosidad, decir que Soros es uno de los pocos hablantes nativos de esperanto.
George-Soros

Amancio Ortega

Fundador del retailer de moda Zara y de Grupo Inditex, Amancio Ortega fue el hijo de un trabajador de ferrocarril y a la fecha, su imperio suma 72.200 millones de dólares.
Empezó como recadero en la mercería La Maja, un comercio de A Coruña donde conoció a todas las personas con las que más tarde crearía su imperio. Más tarde le ascendieron a dependiente y entonces puso en marcha un experimento. A Amancio Ortega se le ocurrió que la esposa de su hermano, quien también trabaja en La Maja como modista, podría coser para ellos el género elegido por los dueños de la mercería a fin de que su producción fuera absorbida por el propio comercio.
Pronto, Ortega comprendió que el valor añadido se quedaba en el camino. Esa reflexión le llevó a decidir que si querían abrirse camino tendrían que ser ellos solos, la familia. Así nació Zara, en un lóbrego bajo de A Coruña, donde comenzó la producción de las batas de guatiné rosas tan de moda en la década de los 60.
Amancio Ortega representa al prototipo clásico del empresario judío (como un Rotschild o un Rockefeller), un hombre hecho a sí mismo, que edifica de la nada a golpe de talento y esfuerzo la tercera potencia textil del mundo por detrás de la cadena californiana GAP y de la sueca H&M (Hennes and Mauritz).
amancio-ortega

Jeff Bezos

El fundador y director ejecutivo de Amazon es el tercer hombre más rico del mundo con un patrimonio de 72.800 millones de dólares.
Nació en 1964 en Albuquerque, Nuevo México, con el nombre de Jeffrey Preston Jorgensen. Su madre tenía 17 años cuando nació y de su padre no se sabe mucho. Más tarde, tomó el apellido de su padrastro, un cubano de origen español y pasó a llamarse Jeffrey Bezos.
La familia se trasladó a Texas y allí empezó a trabajar en el rancho de sus padres con especial interés por el campo de la construcción. Instaló y colocó molinos de vientos, además de otras tareas más típicas de un rancho como vacunar al ganado. De adolescente pasó un verano trabajando en McDonald’s. Al año siguiente, empezó su inquietud por los negocios e inició un campamento de verano para niños que querían aprender más sobre la ciencia.
A principios de la década de los 90, Bezos decidió crear una librería online. Y entonces se creó Amazon. Ahora es el marketplace más famoso del mundo y en él se vende de todo: libros, muebles, electrónica, vino y un sinfín de productos.
Jeff-Bezos

Larry Ellison

El fundador de la empresa de base de datos Oracle tiene una fortuna valorada en 52.100 millones de dólares.
Hijo de una madre soltera adolescente que no podía cuidar de él, fue criado por sus tíos en Chicago. En su época estudiantil, Larry fue un alumno brillante pero poco atento. Dejó la Universidad de Illinois tras el segundo año y al interesarse por los ordenadores pronto se mudó a California, donde pasó por varios empleos.
Después de realizar un desarrollo a medida para una de las empresas donde trabajaba, decidió que no lo volvería a hacer, sino que debía apostar por algo que pudiera vender muchas veces.
En 1977, él y sus dos socios crearon Oracle, que alcanzó el éxito con el sistema de base de datos Oracle Database.
Larry-Ellison

Howard Schultz

Director ejecutivo de la cadena internacional de café Starbucks, nació y creció en el seno de una familia pobre de Brooklyn (Nueva York). Su padre, conductor de camiones, fomentó su pasión por los deportes. Mientras que su madre, que no terminó la secundaria, le motivó a creer en su capacidad para tener éxito.
Así consiguió una beca para jugar a fútbol en la Universidad del Norte de Michigan, convirtiéndose en la primera persona de su familia en asistir a la universidad. Para poder pagar sus estudios tuvo que recurrir a préstamos, trabajó en bares y, en ocasiones, vendió su sangre. Se licenció en comunicación.
Pasó a trabajar en Starbucks como director de marketing y, con el tiempo, ascendió hasta convertirse en el director. Ahora, la fortuna de Schultz se estima en 20.100 millones de dólares.
Howard-Schultz

Ingvar Kamprad

Este empresario sueco fundó su empresa a los 17 años con el dinero que le dio su padre por haber sacado buenas notas. La registró con el nombre de IKEA: las dos primeras letras (I y K), por las iniciales de su nombre y apellido, y las dos últimas (E y A), por los nombres de la granja donde vivía (Elmtaryd) y el pueblo (Agunnaryd) donde creció.
Conforme pasó el tiempo fue ampliando su pequeño negocio vendiendo, además, pescado, objetos decorativos para árboles de Navidad, semillas, carteras y, posteriormente, lápices y bolígrafos.
Cinco años después empezó a vender muebles. Su éxito fue tal que el gremio de vendedores de muebles de Suecia comenzó a presionar a los fabricantes para que dejaran de suministrar productos a IKEA, que llegó a ser excluida de las ferias nacionales más importantes del sector.
Debido a ello, Kamprad decidió diseñar y fabricar sus propios muebles y salir al exterior, tanto para comprar materias primas como para abrir nuevas tiendas fuera de Suecia.
Pese a su fortuna, que se estima en 43.800 millones de dólares, su estilo de vida es sencillo y austero, llegando incluso a utilizar el transporte público a pesar de ser uno de los hombres más ricos del mundo.
Ingvar-Kamprad

Sheldon Adelson

Sheldon es el presidente y principal accionista de Las Vegas Sands, el mayor operador de casinos del mundo. Controla ocho casinos y dos centros de convenciones. Su fortuna está valorada en 27.800 millones de dólares.
Una riqueza que se ha ganado él solo. Durante su niñez en Massachusetts, compartía una habitación con sus padres y hermanos. Su padre era conductor de taxi y su madre estaba a cargo de una tienda de tejidos.
Abandonó los estudios y con 12 años inició su primer negocio, cuando adquirió una licencia para vender periódicos. Con 16 años montó un negocio de máquinas de gominolas. Y hoy es uno de los mayores magnates de los negocios.
Sheldon-Adelson

Jan Koum

El cofundador de WhatsApp inmigró desde Ucrania a Estados Unidos a principios de los años noventa cuando tenía solo 16 años. Llegó con su madre y su abuela, hablando muy poco inglés y dependiendo de la asistencia del gobierno para sobrevivir.
Koum comenzó trabajando en una tienda de ultramarinos, hasta que descubrió su interés por la informática y empezó a estudiar en la Universidad de San José mientras trabajaba como probador de seguridad para la consultora Ernst & Young.
Más tarde pasó a trabajar para Yahoo como ingeniero de infraestructura y allí conoció al que sería su socio fundador de WhatsApp, Brian Acton.
Tras 10 años trabajando en Yahoo ambos decidieron dejar la compañía. Los dos solicitaron un empleo en Facebook, pero fueron rechazados. En 2009, inauguró WhatsApp Inc. Cinco años después, Facebook anunció la adquisición de WhatsApp por 19.000 millones de dólares.
Su fortuna actual asciende a 7.200 millones de dólares.
Jan-Koum

Zhang Xin

Actualmente propietaria de la empresa de construcción SOHO China, se calcula que su fortuna asciende a 3.800 millones de dólares. Sin embargo, sus inicios hay que buscarlos en una fábrica de juguetes, ropa y aparatos de Beijing.
Durante su infancia, ella y sus padres fueron enviados a los llamados campos de reeducación durante la Revolución Cultural de Mao Zedong. Años más tarde, regresan a Hong Kong, su madre logra trabajo como traductora pero, al no tener un hogar donde vivir, se ven obligadas a dormir en la oficina.
Pasó 5 años en la fábrica de juguetes. El tiempo que le costó ahorrar lo suficiente como para comprar un billete de avión a Londres y pagarse un curso de inglés. Allí continuó trabajando para pagarse la universidad en un fish and chips y, con ayuda de una beca, logró licenciarse en Economía. 
Tras graduarse logró trabajo en Goldman Sachs en Nueva York. Pero en 1994 decidió marcharse de nuevo a China y fundar SOHO China, hoy en día la mayor inmobiliaria del país.
Zhang-Xin