Contabilidad Finanzas

¿Cuáles son los elementos de un fondo de comercio?

autor

¿Cuáles son los elementos de un fondo de comercio?

El fondo de comercio es un activo intangible capaz de generar beneficios futuros para una empresa, y se corresponde con el valor de la marca; es decir, características a priori invisibles en la contabilidad como son el prestigio, el reconocimiento, los clientes, las relaciones con los clientes y con los empleados, etc. que finalmente aumentarán su valor material.

Se suele argumentar que una empresa puede valer más que la suma algebraica de todos los elementos que componen su patrimonio, pues bien, el fondo de comercio recoge este sobrevalor.

Así pues, el valor del fondo de comercio es inherente a una empresa, pero entra en la contabilidad solo tras su adquisición. Se calcula como el exceso de precio que se paga por una empresa sobre el patrimonio neto, y se compone de los siguientes elementos, todos intangibles:

Comerciales. son aspectos como los diseños de rótulos, los eslóganes o símbolos, la imagen de calidad de los productos ofrecidos o la posición estratégica de los locales comerciales. No es lo mismo, en términos de valor de marca, tener la tienda principal en el centro de una capital que tenerla a las afueras de un pueblo aislado.

Tecnología. en este apartado se recogen las destrezas y los conocimientos adquiridos por la empresa. Es decir, todo lo que hay por detrás de un determinado producto y que lo hace especial respecto a la competencia. Un claro ejemplo es la fórmula de la Coca-Cola o cualquier bebida cuyo éxito guarde relación directa con un conocimiento muy concreto.

Clientes. Uno de los grandes activos de la empresa, quizás el mayor, es su cartera de clientes, pero no solo por el tamaño de esta base sino también por su fidelidad, por la parte cualitativa: qué tipo de contratos firman, cuánto duran estos contratos, cómo interactúan con el producto, etc.

Capital humano. Obviamente vale mucho más una empresa que ya ha arrancado y tiene a todos sus trabajadores a pleno rendimiento. Una empresa consolidada o camino de ello. La destreza de los empleados y del equipo directivo es un activo intangible pero muy a tener en cuenta. Asimismo, también entraría en esta categoría la regulación que ordene las condiciones laborales de los trabajadores y la gestión de los recursos humanos que realice la empresa.

Contratos. Los acuerdos de suministro de la compañía pueden suponer un valor añadido en la medida en que estos presenten condiciones ventajosas para el aprovisionamiento. Estas condiciones están marcadas por el plazo de los pagos o la confianza entre las partes. Asimismo, si la empresa opera bajo la fórmula de la franquicia, este intangible llamado ‘contratos’ será esencial en la definición de su valor.  

Datos. Como ya sabemos, los datos son cada vez más importantes en cualquier empresa, porque lo cierto es que toda empresa maneja una cantidad ingente de datos: su contabilidad, la base de datos de los clientes, las interacciones de estos en redes sociales, etc. Esos sistemas de base de datos, así como las licencias de software adquiridas para reunir todos los datos –en apps como Holded– son activos que aportan valor a la empresa.