Consejos

Coworking, ventajas e inconvenientes para emprendedores

autor

Coworking, ventajas e inconvenientes para emprendedores

Uno de los primeros desafíos que tenemos que superar los emprendedores es encontrar el espacio perfecto para empezar a trabajar. Y la verdad es que tenemos varias opciones, unas más caras que otras, eso es cierto. Podemos optar por alquilar una oficina, trabajar en nuestra propia casa, pasarnos la mañana en una cafetería con conexión WiFi o empezar a usar un centro de coworking. Aquí vamos a ver cuáles son las ventajas y los inconvenientes de esta última opción, los coworking.

¿Qué es el coworking?

Un coworking es una oficina compartida entre profesionales autónomos, teletrabajadores y empresarios de diferentes sectores que trabajan de manera independiente pero con la posibilidad de crear sinergias.
En su mayoría se trata de profesionales que no necesitan más que un portátil, un teléfono y una buena conexión a Internet para poder realizar su trabajo. Suelen ser programadores, diseñadores, gestores de comunidades online, periodistas, comerciales, consultores…
La característica que mejor define a los coworking es la figura del gestor. Una persona dedicada exclusivamente a que los profesionales se conozcan mejor. Se trata de generar un clima de confianza para que puedan surgir opciones de colaboración que incrementen las oportunidades de trabajo y ayuda.
Los espacios coworking ofrecen el mobiliario necesario, conexión a Internet, salas de reunión, fotocopiadoras e impresoras, etc. El precio en España puede oscilar entre los 40 y los 200 euros, según se alquile una sala de manera puntual o de si se necesita una oficina para toda la jornada y durante un tiempo indefinido.
En los últimos años el fenómeno coworking ha experimentado un crecimiento impresionante. En la actualidad, nuestro país cuenta con 1490 espacios, según el portal español Coworking Spain. Una cifra elevada que sitúa a España como el tercer país con más coworking del mundo, tan solo por detrás de EE.UU. y Alemania.
Y no es de extrañar. Porque tanto si eres freelance, autónomo o si tienes una pequeña pyme, el hecho de trabajar en un coworking puede ofrecerte grandes beneficios. A continuación los enumeramos.

Ventajas del coworking

Red de apoyo

Si ya eres emprendedor sabrás que trabajar para ti mismo significa que deberás afrontar todos los problemas y retos del negocio tú solo. Trabajar solo causa soledad. Y la soledad puede llevarnos a un estado de negatividad tal que nos planteemos si realmente hemos actuado bien.
Cuando te unes a una comunidad de coworking puedes superar estas sensaciones con el apoyo de otros profesionales que tienen experiencias e ideas afines. Rodearte de personas que están pasando por situaciones parecidas te ayudará a superar tus miedos.

Relaciones con otros profesionales

Es bastante difícil construir relaciones de amistad cuando somos adultos. Por eso muchos utilizan la oficina como un lugar donde conocer gente y hacer amigos. Trabajar en un espacio de coworking será como volver a una oficina llega de gente. Además, estás allí por tu propia voluntad, porque quieres conseguir unos objetivos. Objetivos que serán similares a los que tienen tus compañeros. Así que es mucho más probable que encuentres personas afines.
Además, según una investigación de la Escuela de Negocios de la Universidad de Michigan, el coworking te ayuda a ser más productivo, a sacar más de tu potencial profesional, a prosperar. Según la investigación, “la gente es más productiva y colaborativa cuando trabaja rodeada de personas. Los encuentros casuales y la conversación precipitan la creatividad y las ideas son compartidas“.

Networking

Ciertamente, el hecho de compartir oficina y relacionarnos todos los días con las mismas personas hará que mejoremos nuestra red de contactos continuamente. El coworking te dará la oportunidad de conocer personas de diferentes industrias e incluso conseguir clientes, colaboradores y socios comerciales.

Huir de las distracciones

Al ir a un espacio de coworking estarás menos tentado a caer en las distracciones que puedes encontrar en casa. Dejarás de hacer recados en momentos aleatorios, de jugar con el perro cada cinco minutos, de prepararte un sandwich a media mañana, etc.

Imagen de profesionalidad

La imagen que los clientes tienen de ti es fundamental para cimentar una buena relación basada en la confianza. Los espacios coworking tienen salas habilitadas para hacer reuniones con clientes. Esto te dará una imagen mucho más profesional que si optar por citarlos en tu casa o en una cafetería.

Contagiarse del éxito de otros

Estar rodeado de gente con éxito, ver cómo tus compañeros consiguen sus objetivos, participar en las celebraciones y alegrarse por ellos puede generarte un estado de euforia y positivismo que, sin duda, impulsará tu motivación.

Interacción y colaboración

Con el tiempo irás haciendo amigos dentro del coworking y encontrarás colaboradores para tus nuevos proyectos. Quizás estés desarrollando algo que requiere de un lenguaje de programación que tú no controlas. ¡Qué casualidad! Juan es un experto en el tema y os habéis hecho amigos durante los 3 meses que lleváis trabajando juntos.

Separar vida profesional y vida privada

Tener la oficina en tu casa puede ser un auténtico desastre. Y es que una vez termine tu jornada de trabajo, seguirás estando en la oficina. Verás la oficina mientras comes, mientras te relajas y no conseguirás liberarte de las tensiones del trabajo… Si optas por un coworking, el trabajo estará completamente separado de casa.

Inconvenientes del coworking

Competencia

Cuando hay 7 diseñadores gráficos trabajando en el mismo espacio, la competencia puede llegar a ser un problema. Sobre todo si estáis abarcando la misma zona geográfica. Lo último que querrías es encontrarte con un antiguo cliente que ahora trabaja con una persona con la que compartes coworking.

Distracciones

Hay coworking para todos. En unos se trabaja en silencio, en otros se comparte más. Si eres de los que están acostumbrados a trabajar en absoluto silencio, quizás te parezca que hay demasiado ruido. Aunque nunca más que en una oficina donde también hay otras personas trabajando contigo. Un buen consejo: los cascos. Escuches música o no, llévalos siempre puestos. Esto te aislará del resto y evitará que otros se pongan a hablar contigo.

Malos compañeros de trabajo

Igual que ocurre en las oficinas tradicionales, en un espacio de coworking también podrás encontrar personas molestas. La mayoría de la gente que utiliza estos servicios saben trabajar en equipo y, por lo tanto, no te supondrán ningún problema. Pero siempre puede haber alguna manzana podrida.

Límite de horarios

Aunque esto depende mucho de cada coworking, por norma general, estos están abiertos durante las horas de oficina normales, de 9 a 20, de lunes a viernes. Si eres una persona a la que le gusta trabajar de noches o en fin de semana, los horarios pueden llegar a ser un auténtico inconveniente. Ten en cuenta, sin embargo, que hay un montón de espacios que tienen una disponibilidad de 24 horas, los 7 días de la semana. Solo tendrás que informarte.

Envidia

En ocasiones tener cerca el éxito de otros puede resultar frustrante si no estás logrando los objetivos que te marcaste. Y es que, ¿por qué tu negocio no puede crecer igual que el de Carlos? Él solo va a trabajar tres veces a la semana, mientras que tú estás todos los días.

¿Y qué pasa con el coste?

Lógicamente, depende de cuál es la alternativa al coworking. Puede ser una ventaja, si lo comparamos con el alquiler de una oficina. Pero también puede ser una desventaja si la alternativa al coworking hubiera sido nuestra propia casa.
Sin embargo, la flexibilidad de precios es otra de las características de estos espacios. Esto quiere decir que si no necesitas una oficina a tiempo completo, podrás encontrar tarifas reducidas de media jornada, paquetes de horas semanales o precios de tres días a la semana.

Conclusión

Ahora que ya conoces los hechos, ¿todavía sigues pensando que un coworking puede ser una buena opción para ti o prefieres trabajar desde casa?
Nosotros somos partidarios de apostar por este tipo de espacios. Es cierto que existen desventajas, pero los beneficios son mucho mayores, sobre todo si eres freelance o estás empezando con el negocio y todavía no tienes trabajadores.
Te animamos a que te pongas en contacto con el espacio que tengas más cerca. La mayoría tiene un pase de día totalmente gratis para que pruebes si estás a gusto. Es la única manera de probar cómo te sentirás realmente.