Contrato en prácticas, requisitos y bonificaciones para las empresas

|

A la hora de contratar personal debemos tener en cuenta todas las modalidades de contratos que existen. Una de ellas es el contrato en prácticas. Una buena opción si lo que queremos es enseñar a recién titulados para que complementen su formación. Y si optamos por este tipo de contrato, tendremos una serie de bonificaciones y reducción de costes laborales. A continuación lo analizamos.

¿Qué es un contrato en prácticas?

Un contrato de trabajo en prácticas es aquel dirigido a profesionales con una determinada formación que quieren un puesto de trabajo que les permita aprender el desarrollo del mismo. Se trata de que la persona contratada obtenga la práctica profesional adecuada a su nivel de estudios.

Ahorra tiempo y dinero gestionando contratos y ausencias desde una sola plataforma. Empieza gratis.

Requisitos contrato en prácticas

Lógicamente no podemos contratar a cualquier persona con un contrato de prácticas. Existen determinados requisitos que tiene que cumplir tanto el trabajador como la empresa. Vamos a verlos.

Del trabajador

  • Deberá tener un título universitario, de formación profesional de grado medio o superior, título reconocido equivalente a los anteriores o certificado de profesionalidad.
  • No pueden haber pasado 5 años, o 7 años para un trabajador con discapacidad, desde la obtención de dicho título. De todos modos, si el trabajador es menor de 30 años, no se tendrá en cuenta este requisito.
  • Que no haya estado contratado más de 2 años bajo esta modalidad:
    • En la misma u otra empresa si se trata de la misma titulación.
    • En la misma empresa para el mismo puesto de trabajo aunque se trate de distinta titulación.
    • Para conocer cuánto tiempo ha estado contratado el trabajador bajo un contrato de prácticas, podemos solicitar la información al Servicio Público de Empleo. Y si en 10 días no tenemos una respuesta, quedaremos exonerados de la responsabilidad derivada del incumplimiento de este requisito.
  • El trabajador tendrá que entregar al empresario una fotocopia del título que le da derecho a formalizar el contrato de prácticas.

De la empresa

  • Asignar al trabajador un puesto que le permita conseguir la práctica profesional adecuada a su nivel de estudios.
  • La categoría profesional y las funciones del trabajo deberán adecuarse a la titulación.
  • La relación entre la titulación y el puesto de trabajo no tiene que ser absoluta. Basta con que la práctica profesional permita al trabajador ejercer uno o varios de los conocimientos teóricos obtenidos en su titulación.
  • Solicitar al trabajador la fotocopia del título que da derecho a celebrar el contrato de prácticas.
  • No es posible contratar a un trabajador en prácticas cuando previamente haya desempañado el mismo puesto de trabajo para la misma empresa.

Características de un contrato de trabajo en prácticas

Formalización del contrato

El contrato deberá formalizarse por escrito y deberá constar:

  • La titulación del trabajador.
  • La duración del contrato.
  • El puesto de trabajo.
  • Si se trata de un trabajo en remoto, se deberá hacer constar el lugar en el que se realice.
  • En caso de tratarse de un contrato a tiempo parcial, también deberemos indicar las horas de trabajo al día, a la semana, al mes o al año y su distribución.

Período de prueba

El período de prueba no podrá ser superior a:

  • 1 mes si la titulación del trabajador es de un grado medio o certificado de profesionalidad nivel 1 y 2.
  • 2 meses si se trata de un grado superior o certificado de profesionalidad nivel 3.

Una vez formalizado el contrato, el empresario tiene la obligación de comunicarlo al Servicio Público de Empleo en el plazo máximo de 10 días hábiles.

Duración

El contrato no podrá tener una duración inferior a 6 meses, ni superior a 2 años. De hecho, ya hemos visto más arriba que un mismo trabajador no podrá estar contratado más de 2 años con la misma titulación.

Eso sí, hay que tener en cuenta que las bajas, sea por el motivo que sea, interrumpen el cómputo de la duración del contrato.

Jornada

Es indiferente si la jornada es a tiempo completo o parcial.

Retribución

Es la fijada por los convenios colectivos para los trabajadores en prácticas. En el caso de que no se indique nada al respecto, el salario no podrá ser inferior al 60% durante el primer año y al 75% durante el segundo año del salario fijado para un trabajador que desempeñe el mismo o equivalente puesto de trabajo.

Y, lógicamente, en ningún caso podrá ser inferior al Salario Mínimo Interprofesional.

En el caso de trabajadores contratados a tiempo parcial, el salario se reducirá en función de la jornada pactada.

Extinción del contrato

Como todos los demás, el contrato en prácticas se extingue cuando expira el tiempo convenido.

Además, la empresa o el trabajador podrán dar por finalizado el contrato con un preaviso de 15 días mínimo si el contrato tiene una duración superior a 1 años.

El incumplimiento de este plazo dará lugar a una indemnización equivalente al salario correspondiente a los días en que se haya incumplido el plazo. Es decir, si el trabajador no da ningún día de preaviso, se descontarán 15 días del sueldo. Y lo mismo ocurre para el empresario.

En este tipo de contratos, la extinción de la relación contractual no da derecho a una indemnización al trabajador. Sin embargo, sí que computan para cobrar el paro.

En el caso de que el contrato se extinga tras el máximo de 2 años y la persona continúe trabajando, se entenderá prorrogado como contrato ordinario por tiempo indefinido.

Certificado de prácticas

Cuando finalice el contrato, el empresario deberá entregar al trabajador un certificado de prácticas donde se indique el periodo de prácticas, el puesto desempeñado y las tareas realizadas.

Bonificaciones del contrato en prácticas para las empresas

Las empresas que contraten trabajadores de prácticas tendrán una serie de beneficios:

  • Reducción del 50% de la cuota a la Seguridad Social por contingencias comunes del trabajador, si se contrata a un menor de 30 años o menor de 35 si tiene un grado de discapacidad de, al menos, el 33%.
  • Esta reducción será del 75% si se contrata a un trabajador que, en el momento de la contratación, estuviera realizando prácticas no laborales.
  • La bonificación será del 100% si, además de cumplir una de las condiciones anteriores, se suma que la persona contratada pertenece al Sistema Nacional de Garantía Juvenil.
  • Si el contrato en prácticas se convierte en indefinido la empresa podrá beneficiarse de una bonificación de 500 euros anuales durante 3 años en el caso de los hombres y de 700 euros en el caso de mujeres, que se descontarán de la cuota a la Seguridad Social.

Realmente las ventajas son muy superiores a los inconvenientes. Aunque la empresa debe tener claro que el objetivo del contrato es complementar la formación teórica obtenida en la titulación que da opción a formalizar este tipo de contrato. Ello implica que el perfil profesional de este trabajador será de aprendiz y, por lo tanto, necesitará apoyo y tutorías constantes.

Ahorra tiempo y dinero gestionando contratos y ausencias desde una sola plataforma. Empieza gratis.

 

1 comentario en “Contrato en prácticas, requisitos y bonificaciones para las empresas”

Te recomendamos

Carta comercial

Emprender,Sin categorizar

¿Qué es una carta comercial y para qué sirve?

SKU

Inventario

¿Qué es el SKU y para qué sirve?

¿Cuánto se cobra estando de baja?

RRHH

Tipos de baja laboral y cómo gestionarlas