Facturación

¿Cómo rellenar un cheque?

¿Cómo rellenar un cheque?

¿Sabes cómo rellenar un cheque correctamente y evitar errores que podrían hacer que se perdiera en el limbo administrativo? Aquí te lo explicamos.

Tanto nos esforzamos en vivir a la última, en ser los primeros en adoptar ciertos avances tecnológicos, que en ocasiones olvidamos por completo que existen prácticas antiguas que también deberíamos dominar por el bien de nuestra empresa. Por ejemplo: ¿sabes cómo completar un cheque de forma correcta?

Es decir: si te cae en las manos un cheque para ser rellenado, ¿conoces todos sus campos? ¿Eres capaz de rellenarlo con la certeza de que no estás metiendo ninguna gamba que implicará que el documento quede atorado en los entresijos de la administración bancaria?

Vamos, que rellenar un cheque puede que no sea complejo, pero tampoco es algo que puedas obviar y delegar a tu programa de facturación, porque todavía no existe software que se dedique a tomar ciertas decisiones por ti. Así que, en vez de confiar en el futuro de la Inteligencia Artificial, sigue leyendo para que te expliquemos cómo rellenar un cheque correctamente.

Rellenar un cheque

Partamos del hecho de que, por definición, un cheque es un documento que dos partes acuerdan usar como método de pago. En este documento, un emisor ordena a un banco en el que tiene una cantidad concreta de dinero que abone esa cantidad concreta a un beneficiario.

Pero la cosa se puede complicar de forma enrevesada si tenemos en cuenta que no existe un único modelo de cheque, sino que las posibilidades son bastante numerosas. Así que, para evitar estas complejidades, entremos en este concepto de forma más profunda.

Las partes de un cheque

Para saber cómo rellenar un cheque, antes hay que sabe que este tipo de documentos tienen partes que hay que cumplimentar de forma obligatoria y otras que se pueden completar de forma optativa. Lo obligatorio sería lo siguiente:

  • La palabra «cheque», que debe aparecer en algún lugar del documento.
  • La cantidad de dinero que el emisor cede al beneficiario.
  • El nombre del librado (banco).
  • La firma del emisor.

Ahora bien, dependiendo del modelo de cheque que estemos rellenando, todas estas partes obligatorias pueden complementarse con las siguientes optativas:

  • La fecha de emisión. Es necesaria para fijar un plazo de presentación en el banco, aunque también son válidos los cheques sin fecha.
  • El lugar del pago. A la hora de saber cómo rellenar un cheque debemos tener muy en cuenta dónde se realiza el pago. Suele incluirse junto al nombre del librado pero, si no aparece, se entenderá que solo podrá ser cobrado en el lugar de su emisión.
  • El lugar de emisión. En caso de que no aparezca, se sobreentiende que es el mismo que aparece junto al nombre del emisor.
  • El  nombre del beneficiario. Si no aparece, se considera un modelo de cheque «al portador».
¿Cómo rellenar un cheque?

Paso a paso para rellenar un modelo de cheque estándar

Una vez con todas las partes del documento bien claras, es el momento de abordar cómo rellenar un cheque paso a paso. Serán, en total, cuatro pasos para nada complicados que te explicamos a continuación…

  1. Rellenar el nombre del beneficiario (en el caso en el que no queramos que sea un cheque «al portador»).
  2. Indicar la echa de emisión siguiendo la siguiente fórmula: día con números, mes con letras y año de nuevo con números.
  3. Añadir la cantidad de dinero que el emisor cede al beneficiario. Si suele poner entre asteriscos por un motivo interesante: ¡para que el beneficiario (o quien sea) no añada números ni por delante ni por detrás!
  4. Firmar el cheque en el recuadro pertinente.

Modelos de cheque: ejemplos

Arriba hemos afirmado que no existe un único modelo de cheque, de modo que si no sabes cómo rellenar un cheque a sabiendas de que existen distintos tipos, desde aquí te facilitamos 6 ejemplos de modelos de cheque para que sepas por dónde empezar:

  • Al portador: cuando cualquier persona que se presente en el banco podrá cobrar el cheque.
  • Nominativo: cuando el cheque solo puede ser cobrado por el beneficiario que coincida con el nombre y apellidos indicados en el documento.
  • Endoso: cuando el beneficiario traspasa su beneficio a un tercero.
  • Cruzado: cuando dos líneas diagonales paralelas en la parte delantera del cheque indican que solo puede ser cobrado en un determinado banco y que resulta imposible cobrarlo en caso de robo o pérdida.
  • Para abonar en cuenta: cuando el dinero no puede ser retirado en efectivo, sino que solo puede ser abonado en una cuenta bancaria.
  • Conformado: cuando el banco garantiza que el emisor tiene fondos suficientes para cubrir el cheque y los congela en su cuenta hasta que el beneficiario los cobre.

Ahora ya sabes cómo rellenar un cheque correctamente… ¿Vas a empezar a utilizar este método en tu empresa?