Contabilidad

Cómo recortar gastos en tu empresa en tiempos de crisis

Cómo recortar gastos en tu empresa en tiempos de crisis

Que no te engañen: seguimos en crisis, y por eso mismo se impone recortar gastos en tu empresa… Aquí te explicamos cómo hacerlo.

Que no te engañen: la crisis sigue aquí, entre nosotros. Con sus subidas y bajadas, pero siempre presente. Hay quien piensa que nunca volveremos a los tiempos pasados. Y hay quien opina que solo es cuestión de dejar pasar los años… Sea como sea, en tiempos de crisis se impone recortar gastos en tu empresa.

Y cómo hacerlo es precisamente lo que queremos explicarte en este artículo. Porque siempre se pueden reducir gastos… Y, de hecho, pueden reducirse estos gastos sin convertirse en el avaro villano de una película de la Disney. Ni mucho menos.

A continuación encontrarás diferentes técnicas para recortar gastos empresariales y no morir en tiempos de crisis.

 

Gastos en productos

Empecemos por lo fundamental: los productos que suelen ser la espina dorsal de todas las empresas. A este respecto, deberíamos empezar por recortar gastos en el mismo inventario: ajustarlo a las necesidades y evitar acumulación de stocks durante largos periodos de tiempo (ya que un stock en reserva es dinero congelado).

También es pertinente revisar el ciclo de producción para detectar tiempos muertos que pueden y deben ser eliminados. Y, a continuación, estudiar la mejor manera para conseguir optimizar el resto de procesos de producción y así mejorarlos en la medida de lo posible.

 

Ventas y publicidad

En lo tocante a ventas y publicidad, el mejor aliado para el ahorro es admitir que los tiempos cambian y que, a día de hoy, lo más probable es que necesites gastar menos presupuesto en publicidad tradicional (que suele resultar particularmente cara)… E invertir más en redes sociales, que suelen ser más baratas y ofrecen un retorno mucho más jugoso.

 

Gastos administrativos

Llegados a este punto, es necesario entrar en una de las áreas más complejas de toda empresa: la administración. Aquí se encuentran, por ejemplo, todos esos gastos telefónicos que pueden reducirse si recurrimos a elementos de la era digital como Skype o servicios similares. Y lo mismo ocurre, por ejemplo, con la factura eléctrica, que puedes recortar recurriendo a consejos básicos como aprovechar la luz solar, apagar todos los aparatos al cerrar la oficina, vigilar la calefacción y el aire acondicionado o usar bombillas de bajo consumo.

¿Más consejos para el área de administración? Explora las opciones de software gratuito para reducir lo que pagas por las licencias de tu software de pago, intenta concienciar a tus trabajadores para que no derrochen ciertos recursos materiales (papel, por ejemplo)… La suma de todas estas pequeñas cosas pueden suponer un gran ahorro.

 

Gastos personales

Está claro que, si hay algo que odia un trabajador, es que se le recorten sus gastos personales… Pero estamos hablando de una situación de crisis, y en este tipo de situaciones se imponen medidas fuertes que pueden no contentar a todo el mundo.

Limita las comidas de empresas, supervisa de forma exhaustiva los desplazamientos de tu equipo, considera la opción del teletrabajo (o trabajo desde casa) para algunos de tus empleados… Aunque, oye, visto así, opciones como esta última pueden incluso acabar contentando a tu plantilla.

 

Otros consejos

¿Quieres seguir recortando más allá de estas áreas concretas? No te preocupes, porque existen todo un conjunto de consejos que puedes aplicar de forma transversal en toda la estructura de tu negocio. Para empezar, un consejo de esos que duelen: intenta tener un control absoluto de todos los gastos. A nadie le gusta un jefe controlador, pero los tiempos mandan.

Y no solo eso: reclama justificación de todos los gastos a cada uno de los departamentos, intenta realizar previsiones de gastos para así poder mitigarlos en la medida de lo posible y, sobre todo, pide a tu equipo que se implique en los recortes. El futuro de la empresa puede que no existe si no hay un sentimiento de arrimar el hombro de forma general.

¿Cómo lo ves? ¿Crees que puedes ponerte ya a reducir gastos en tu empresa siguiendo todos estos consejos?