Emprender

¿Cómo mejorar la experiencia de usuario de nuestra web?

¿Cómo mejorar la experiencia de usuario de nuestra web?

¿Por qué es tan importante que en el trabajo de gestión para empresas incluyamos energías para mejorar la experiencia de usuario de nuestra web?

Si piensas que consiguiendo que un cliente potencial entre en tu web ya lo tienes ganado al cien por cien, estás equivocado. Muy equivocado. Ese ha sido un éxito parcial que debe conducir hacia un éxito final que solo lograrás si le aseguras una experiencia de usuario óptima. ¿Cómo conseguirlo? ¿Qué tener en cuenta más allá de un buen software de gestión para empresas?

Porque, al fin y al cabo, dentro de todos los flujos de gestión para empresas, hay que destinar siempre una buena cantidad de recursos a optimizar la experiencia de usuario dentro de la la web pertinente. UX son dos siglas de oro en el paradigma de negocio en internet… Así que a continuación te ofrecemos cuatro parámetros básicos que deberás explorar y mejorar para conseguir la “User Experience” pluscuamperfecta.

 

Diseño

El diseño de una web es fundamental a la hora de asegurar una experiencia de usuario óptima… Ahora bien, un diseño web intachable es algo particularmente complejo a la hora de trabajar en él, ya que ha de equilibrar dos factores muy diferentes que a veces pueden neutralizarse el uno al otro.

Por un lado está el diseño visual, en el que ha de primar la claridad y que debería estar mínimamente identificado con las tendencias gráficas del momento a nivel de tipografía y look general. El problema es que, en ocasiones, un diseño espectacular puede ir en detrimento del contenido de la web: algo bonito e impresionante que, sin embargo, no sea usable.

Y lo contrario también es moneda de cambio común: dar prioridad al contenido para que todo sea claro y accesible puede conducirnos a olvidar el diseño y, por lo tanto, caer en la apatía visual. Acabar siendo otra web más del montón… El equilibrio entre diseño y contenido es complejo, pero no imposible. Solo es cuestión de trabajo.

 

Navegación

La prioridad en cuanto a navegación es bien sencilla: necesitas que tus usuarios lleguen al contenido que les interesa en el menor tiempo posible y, sobre todo, que una vez satisfecho su deseo inicial hayan encontrado algo que les invite a quedarse en tu página. Para ello, tu web deberá cuidar al máximo dos factores: su estructura y su diseño de navegación.

Evita las estructuras complejas con múltiples menús y submenús, ya que el acceso a todo el contenido debería estar cuanto más a la vista mejor. Y, en cuanto al diseño de navegación, evita los meandros innecesarios: todo tiene que estar a golpe de click… A este respecto, un consejo infalible es incluir de forma ostentosamente visible una caja de búsqueda para evitarle al usuario tener que bucear en la estructura de la web y para que pueda dirigirse directamente hacia el producto o servicio que le interese.

 

Legibilidad

Las estadísticas señalan que tan solo el 28% de los usuarios que aterrizan en una web leen el texto completo en ella contenido. Es una cifra bajísima, y por eso mismo se hace necesario que entre tus tareas de gestión para empresas incluyas una buena cantidad de esfuerzo a la hora de generar textos que atraigan a los usuarios.

Prioriza los textos cortos y ágiles ideales para ser leídos en diagonal. Cuida el color, la tipografía y el formato de todos los textos que aparezcan en tu web. Evita la monotonía de párrafos largos e introduce elementos que dinamicen la lectura… Así, con un poco de suerte, ese 28% de lectores aumenta exponencialmente.

 

Tiempo de carga

El tiempo de carga se ha convertido en una de las grandes obsesiones de toda web porque, al fin y al cabo, es uno de los factores prioritarios en lo que concierne al SEO. No es de extrañar: el usuario medio huirá espantado si tu web carga a una velocidad propia de los routers telefónicos de los años 90.

Tu web no debería tardar más de diez segundos en cargar. En internet encontrarás múltiples servicios en los que testear gratuitamente esa velocidad y en los que recibirás sabios consejos para optimizar el tiempo de carga. Pero ten por seguro que, aunque este es el último factor relativo a la experiencia de usuarios mencionado en este artículo, probablemente sea el más importante. ¡No lo descuides!