Facturación

¿Cómo calcular el IVA incluido en una factura?

¿Cómo calcular el IVA incluido en una factura?

Saber cómo calcular el iva incluido en una factura es algo que puede ayudarte en tu día a día… Y por eso en este artículo te explicamos cómo hacerlo.

Suma el IVA, resta el IRPF… y te comes veinte. En serio, hacer una factura muchas veces se convierte en una operación realmente compleja porque es necesario sumar y restar porcentajes que hay que tener muy claros para no cometer ningún error que, al final, nos repercuta de forma negativa. Así que en este artículo queremos aclarar uno de esos puntos para que no cometas error alguno: ¿cómo calcular el IVA incluido en una factura?

Porque aquí no vale eso de que cada maestrillo tiene su librillo. Ni mucho menos. Aunque hay ayudas que puedes usar para optimizar todo este tinglado de los IVAs (como, por ejemplo, las herramientas del software ERP Holded), también es necesario que tengas ciertos conocimientos de base.

Y es eso precisamente lo que queremos hacer en este artículo: darte las claves para que te conviertas en un maestro del IVA. Porque siendo un maestro en estos menesteres, estarás cada vez más cerca de convertirte en el maestro definitivo de la facturación.

¿Cómo calcular el IVA incluido?

Pongamos las bases con una definición fundamental: el IVA es el Impuesto sobre el Valor Añadido, y cumple la función de gravar el valor añadido o agregado de un producto en las distintas fases de su producción. Hasta aquí, todo correcto. Pero ¿cómo puedes calcular el valor de la base imponible que ya tiene el IVA incorporado en su costo? O lo que es lo mismo: ¿cómo se calcula el IVA incluido?

Aquí vamos a partir de una asunción: todos los cálculos los realizaremos suponiendo que el IVA es del 12%, aunque si es de cualquier otra índole pueden ajustarse los cálculos fácilmente. Porque, por ejemplo, lo único necesario para saber cómo calcular el IVA incluido de un artículo es saber que tienes que dividirlo entre 1.12 en el caso de que sea un IVA del 12% (si fuera del 21%, solo tendríamos que dividir entre 1.21).

Pongamos un ejemplo: ¿cuál es el IVA incluido en una factura de 1.500 euros? Solo tenemos que dividir esa cantidad entre 1.12 y obtendremos un resultado de 1.339,28 euros. Si restamos esta cuantía a los 1.500 euros iniciales, obtendremos un nuevo monto de 160,72 euros… Y ese es el IVA incluido en la factura. Ni más, ni menos.

Algunos atajos

¿No estás muy seguro de si has calculado bien o no el IVA incluido? De hecho, ¿no te interesa este cálculo sino otros como por ejemplo quitar IVA a una cantidad? No pasa nada, porque siempre hay atajos para todo.

Ya has aprendido cómo calcular el IVA incluido, ok. Pero necesitas saberlo lo más deprisa posible. Así que, por ejemplo, si quieres comprobar que has calculado bien el IVA incluido en una factura de 1.500 euros, solo tienes que sumar el 12% a la primera cantidad obtenida de 1.339,28. Es decir: el 12% de 1.339,28 son 160,72 euros. Y, si sumas ambas cantidades, redondearás los 1.500 euros originales.

¿Más atajos? Por ejemplo… ¿Quieres calcular el IVA de un precio directamente, quitando el IVA a la cantidad final sin tener que calcularlo primero y restarlo después? Únicamente tienes que multiplicar ese precio por 0.12 (o.21 en el caso de que sea un IVA del 21%) y verás cómo todo cuadra. Volvamos a recurrir a esos 1.339,28 euros que, multiplicados por 0,12, verás que arrojan de nuevo la cantidad de 160,72 euros. No tiene pérdida.

¿Lo que buscas no es cómo calcular el IVA sino que quieres, más bien, calcular el precio base más el IVA directamente? Tampoco es demasiado difícil. De hecho, es casi intuitivo… Si para calcular el IVA incluido dividíamos entre 1.12, para obtener el precio base más el IVA total lo único que tendremos que hacer es multiplicar la cantidad pertinente por 1.12 (o, ya sabes, 1.21 si es un IVA del 21%). Por ejemplo: si multiplicamos 1.339,28 por 1.12, ¿qué cantidad crees que obtendremos? Pues, sí, no es demasiado difícil adivinarlo: 1.500 euros, bien redonditos.

Y ya está. Lo cierto es que la facturación siempre es un campo en el que hay que andarse con mil ojos para evitarnos problemas de futuro. Pero también es cierto que, con unos buenos cimientos de conceptos básicos, es difícil errar el tiro cuando te pones a hacer cosas como calcular el IVA incluido en una factura. No tiene pérdida.