Contabilidad

¿Cómo calcular el ROI o retorno de la inversión?

¿Cómo calcular el ROI o retorno de la inversión?

Calcular el ROI es necesario si lo que quieres es conocer el rendimiento financiero de tu negocio. Y en este artículo te explicamos cómo bordarlo.

Si al leer el título de este artículo te has preguntado «¿ROI? ¿Retorno de la inversión? ¿¡Pero esto qué es!?», mejor será que sigas leyendo. Y si sabes que nos encontramos ante un concepto financiero pero no lo conoces exactamente, también deberías seguir con nosotros. Porque en este artículo vamos a explicarte todo sobre esta herramienta ideal para analizar el rendimiento financiero de un negocio.

Pero, uno momento, ¿esto no es algo que ya puedes hacer si cuentas con el mejor sistema ERP? Sí. Claro. Todo ERP te ofrecerá un conjunto de aplicaciones que puedes poner a trabajar para realizar este cálculo. Pero, como siempre ocurre en estos casos, la potencia de estas herramientas de nada sirve si no tienes los conocimientos básicos para usarlas con cabeza.

Por todo eso, a continuación queremos explicarte cómo calcular el ROI… Aunque, antes, como suele ser habitual, merece la pena detenerse un poco en una definición lo más clara posible. Digamos que las siglas de ROI responden a «return on investment», lo que comúnmente se traduce como retorno de inversión.

Este concepto se refiere al valor económico que se desprende directamente de ciertas acciones de marketing. O dicho de otra forma: el retorno de inversión nos ayudará a saber si una acción de marketing ha sido rentable o no (y no solo si ha sido rentable, sino cuán rentable ha sido).

Antes de saber cómo calcular el ROI, hay que poner sobre la mesa cierto debate que siempre surge alrededor de este concepto: el ROI da por sentado que la inversión que se realiza es, en este caso, puramente monetaria. Es decir, que sirve para calcular cuánto dinero ganamos a partir de otro dinero invertido.

Pero ¿qué ocurre con tu tiempo y tu esfuerzo? ¿No debería considerarse esto también como una inversión? Pues sí, claro que debería. Lo que ocurre es que es que el tiempo y el esfuerzo son valores más abstractos y, por ahora, no existe fórmula alguna que sirva para extraer su retorno. Así que centrémonos en conceptos más tangibles a la hora de calcular el ROI.

Fórmula para calcular el ROI

Sentadas las bases del retorno de inversión, es el momento de pasar a mayores. Lo que, en este caso, pasa por establecer cuál es la fórmula del ROI o cálculo que se suele utilizar para obtenerlo.

Y resulta que, curiosamente, tampoco es que nos encontremos ante una fórmula excesivamente difícil: el ROI se obtiene cogiendo los ingresos obtenidos, restándoles la inversión y, una vez con el resultado, dividirlo de nuevo por la inversión. Solo tienes que aplicar la siguiente formulación…

ROI = ingresos – inversión / inversión

Lo que obtendrás al calcular el ROI será, entonces, un porcentaje que te servirá para comprender rápidamente si has obtenido un beneficio grande o pequeño… E incluso para saber si lo que has tenido son más bien pérdidas.

Ejemplo práctico del cálculo del ROI

¿Sigues sin asimilar del todo el concepto? Veámoslo, entonces, a través de un ejemplo del ROI un poco más complejo. Piensa en una tienda online que tiene sobre la mesa dos proyectos de marketing con números muy diferentes. En el primer caso, se proyecta una inversión inicial de 10.000€ de la que se debería obtener un beneficio de 35.000€. Un segundo caso, sin embargo, prevé un beneficio de 50.000€ con una inversión inicial de 15.000€…

¿Cuál de los dos crees que será más rentable? La respuesta la obtienes al calcular el ROI en ambos casos. En el primero, 35.000 – 10.000 / 10.000 = 34.9%. En el segundo, 50.000 – 15.000 / 15.000 = 49.9%. Está bastante claro, ¿no? Efectivamente, el segundo caso es más rentable porque su ROI es muy superior.

Y no tiene más misterio… Este es uno de los conceptos que más te pueden ayudar a la hora de analizar el rendimiento de tu empresa. Y no necesitas nada más que la fórmula que te hemos ofrecido en este artículo para controlarlo al cien por cien.