Facturación

Calcular la base imponible de una factura

Calcular la base imponible de una factura

Pueden darse muchos casos en los que te interese calcular la base imponible de tus facturas… Y en este artículo te explicamos cómo bordarlo.

Hacer facturas es algo complicado, seas autónomo o seas contable. Mucho más si eres una persona de a pie (pero, entonces, no sabemos muy bien por qué querrías meterte en este embolado). Y si, además, nos introducimos en conceptos más complejos como la base imponible, la cosa ya se vuelve más opaca todavía… Suerte que en este artículo queremos explicarte cómo calcular este concepto en tus facturas.

El primer consejo de todos es bastante básico: hazte con el mejor programa de facturación que puedas encontrar. Dedícale cierto tiempo a buscarlo y seleccionarlo, porque te ayudará en a la hora de calcular la base imponible y también a salir de mil y un entuertos.

Por ahora, centrémonos en este concepto para que puedas abordar el proceso de facturación con mayor claridad y efectividad.

Cómo calcular la base imponible

¿Tenemos todos controlado qué es exactamente la base imponible? Porque mal vamos si no es así… Por si acaso, concretaremos que este concepto se refiere al total de una factura sin contar ni impuestos ni retenciones. Tal cual.

De esta forma, no hay una única manera de obtener la base imponible, sino que todo dependerá de los datos de los que dispongamos. Veamos las dos posibilidades a continuación.

Cómo calcular base imponible teniendo el total en factura con IVA

Tomemos como ejemplo un presupuesto rápido que has apalabrado con un cliente al que les has afirmado que le vas a cobrar 500€ con IVA ya incluido. Esto implica que, de alguna forma u otra, al hacer la factura final deberás saber cuál es la base imponible, calcular el IVA y plantear un desglose correcto.

¿Cómo calcular la base imponible teniendo el total? Pues muy fácil: dividiendo el total entre 1,21 (en el caso habitual de que el IVA sea del 21% y no contemple ninguna otra excepción). En nuestro caso concreto, 500 / 1,21 arroja una base imponible de 413,22€. Y, de hecho, si restamos 500 – 413,22 obtendremos el IVA exacto de 86,78€.

Con esto tendríamos los tres conceptos que deberás incluir en tu factura final: la base imponible, el IVA y el total a cobrar. Más fácil, imposible.

Calcularlo en factura con IVA e IRPF

Puede darse, sin embargo, el caso de que no solo tengas que hacer una factura contemplando el IVA, sino también el IRPF… Y aquí es cuando todo se tuerce y se complica porque hay que tener en cuenta muchos más factores.

Partamos de una factura de 500 €. Cómo calcular la base imponible en este caso concreto será fácil si recuerdas que el IVA siempre se suma y, por el contrario, el IRPF siempre se resta. Si partimos de la certeza de que el IVA es del 21% y el IRPF del 19%, lo que tendremos que hacer es una diferencia entre ambas cifras y obtendremos el monto final de 2, lo que implica que la base imponible la calcularemos dividiendo el total entre 1,02.

Para que quede más claro todavía: si se diera el eventual de que el IVA fuera igualmente del 21% pero el IRPF bajara a 15%, la diferencia sería de 6. Y, por lo tanto, a la hora de calcular la base imponible, tendríamos que dividir el total entre 1,06. Esto significa que, en el primer caso, y partiendo siempre del total de 500€, la base imponible sería de 490€; mientras que en el segundo sería de 471€.

Ya verás que, además, todo cuadra si calculamos los porcentajes de IVA e IRPF. Sobre una factura de 500€, el IVA obtenido es de 105€, mientras que el IRPF resultante es de 95€. Los cálculos aquí ya son mucho más que básicos: base imponible de 490€ + IVA de 105€ + IRFP de 95€ = total de 500€. Chimpún.

¿Te ha quedado claro entonces cómo calcular la base imponible de tus facturas? Con IVA solo o con IVA e IRPF, lo cierto es que teniendo presentes las fórmulas que te ofrecemos en este artículo no deberías tener mayor problema para salir con vida de este tinglado de facturación.