Contabilidad

Anticipo a proveedores: ¿qué es y cómo se contabiliza?

Anticipo a proveedores: ¿qué es y cómo se contabiliza?

El anticipo a proveedores es el pan de cada día para pymes y autónomos, y en este artículo te explicamos cómo contabilizarlo de forma correcta.

Si todavía no te has encontrado nunca en una situación en la que un proveedor te solicite un anticipo, no te preocupes: te ocurrirá. Sí o sí. Porque, al fin y al cabo, nos encontramos ante uno de los casos más habituales en el día a día de pymes y autónomos. Y en este artículo queremos explicártelo todo para que no te pille por sorpresa.

Empezando, claro está, por advertirte que, sin las herramientas adecuadas, el anticipo a proveedores es un tipo de trámite contable puede hacerse un poco cuesta arriba. Así que lo primero de todo es que cuentes con el mejor software de contabilidad online que puedes encontrar. Si ese software está integrado en un ERP online, mejor que mejor, porque eso significará que tu área de contabilidad estará conectada con el resto de áreas de tu negocio. Y trabajar en tiempo real (a poder ser, en la nube), es algo que solo puede traer cosas buenas en estos casos.

Así que, ahora sí, empecemos por el principio: ¿qué es exactamente un anticipo a proveedores? Pues es algo que no podemos entender sin la cuenta 407. Así que entremos en materia.

Cuenta 407 para anticipo a proveedores

La Cuenta 407 es una variante de anticipo que hace referencia al adelanto del pago de una factura de un pedido por solicitud del proveedor. Es una práctica habitual para autónomos y pymes porque, al fin y al cabo, estos son los que más dificultades tienen con grandes proveedores a la hora a la hora de negociar condiciones de pago.

De esta forma, pueden darse dos casos concretos de anticipo a proveedores…

  1. Adelanto total. En el caso de que el proveedor exija que adelantemos la totalidad de la factura, deberemos hacerlo incluyendo el IVA correspondiente.
  2. Adelanto parcial. Si ya tienes confianza con el proveedor (o eres un negociante que ríete tú de las pelis de Hollywood), es probable que este tan solo demande el adelanto de una fracción de la factura. De ser así, el importe abonado se descontará de la factura final. Pero, sea como sea, también tendremos que incluir el IVA correspondiente.

Todo esto viene a significar que, en ambos casos, el anticipo que realicemos formará parte indudable de los activos de nuestro negocio. Y que, por lo tanto, así deberemos hacerlos constar en los libros contables pertinentes. Aquí es donde entra la cuenta 407, ya que esta es la cuenta que el Plan General Contable contempla para estos menesteres. Esta operación se encuentra dentro del subgrupo número 57 marcada con el epígrafe «Existencias».

Pero, aunque hayas encontrado la cuenta a la que nos estamos refiriendo, lo más probable es que te estés preguntando: bueno, vale, ya lo tengo, pero ¿y ahora cómo contabilizo el anticipo a proveedores?

Cómo contabilizar una factura de anticipo a proveedores

Contabilizar este asiento no es diferente a otros asientos similares. Y, por lo tanto, lo que deberás hacer es completar tanto el «DEBE» como el «HABER» de la cuenta 407.

  • DEBE. Sumaremos el anticipo correspondiente (407) con el IVA soportado (472)
  • HABER. Haremos constar la cantidad final en la entidad bancaria correspondiente (572).

¿Sigue pareciéndote un poco complicado? Pues veamos un ejemplo de cómo contabilizar una factura de anticipo a proveedores… Digamos que tienes un pequeño e-commerce y que vas a realizar un pedido por valor de 2000€ a un proveedor concreto. Este te pide un adelanto total, por lo que deberás registra lo siguiente en la cuenta 407.

DEBE: 2000 (407) de anticipo + 420 (472) de IVA
HABER: 2420 (572) en el número de entidad bancaria pertinente

Ahora queda muchísimo más claro, ¿verdad? Ya te lo hemos dicho: contabilizar los anticipos a proveedores no es lo más difícil del mundo… ¡Lo difícil es ganarte la confianza de estos mismos proveedores para que no te pidan anticipos sangrantes!