Ventas

Amazon Vendor: todo lo que deberías saber

Amazon Vendor: todo lo que deberías saber

¿Alguna vez has pensado en lo fácil que sería vender tus productos en Amazon? Entonces necesitas conocer la plataforma Amazon Vendor (y su derivada Amazon Vendor Express).

Si tu empresa se dedica a la fabricación de cualquier tipo de producto, seguro que en algún momento habrás mirado hacia Amazon con ojillos de cordero degollado. Y no es para menos: el gigante de ventas online puede tener sus más y sus menos, pero está claro que vender en él debería ser algo más que interesante para cualquier negocio. Para eso existe este servicio de Amazon.

Puede que te hayas dado cuenta al sincronizar tus ventas con Amazon: las posibilidades de este servicio son inmensas. Pero, claro, ahí está la gran pregunta: ¿cómo entrar en él? Lo que nos lleva a todo un corolario de cuestiones periféricas que, seguro que si ya estás leyendo esto, alguna vez han cruzado por tu cabeza: ¿qué es exactamente Amazon Vendor? ¿Y qué diferencia hay con Amazon Vendor Express?

Para que no sigas haciéndote estas preguntas ni un segundo más, en este artículo vamos a explicarte todo lo que necesitas saber… Pero, ojo, porque a lo mejor eso te deja con ganas de más. ¡Empecemos!

 

¿Qué es Amazon Vendor?

Es un club. En serio, esta es la mejor forma de definirlo. Al fin y al cabo, para poder acceder a los privilegios que ofrece esta plataforma de Amazon antes deberás ser invitado a participar en ella. Vamos, que no cualquiera puede formar parte de Amazon Vendor. Y ya sabes: la exclusividad es perra, pero ayuda a mantener unos niveles de calidad elevados.

A eso es a lo que aspira esta alternativa para todos los vendedores que no encajan exactamente en la categoría de «venta directa a terceros» sobre la que se basa la cara más conocida de Amazon. En este caso, sin embargo, entrar en este club para vender en Amazon implicará trabajar directamente con Amazon y abastecer la demanda que el gigante de ventas te reclame.

Esto viene a significar que, a diferencia de lo que ocurre con esos otros proveedores que usan Amazon como enlace para llegar a sus compradores (y que, por lo tanto, envían directamente el producto a aquellos que lo compran), en el caso de Amazon Vendor, el vendedor nunca tiene acceso al comprador. Amazon pide, y el fabricante envía para que el servicio dé cobijo al producto en sus propios almacenes, desde donde gestionará todas las ventas.

 

Ventajas de vender en Amazon con este servicio

¿Cuál es la principal ventaja de entrar en este selecto club? El volumen de productos que se le pedirá a tu negocio, principalmente. Y es que, al vender estos productos como propios, Amazon suele tratarlos con mucho más mimo y buscar la manera de darle salida de la forma más óptima.

Esta ventaja de Amazon Vendor, además, se ve acompañada por otras tres que ayudan a reforzar precisamente la venta…

  1. Buy Box. Amazon suele incluir diferentes vendedores de un mismo producto. Pero, si te convierte en proveedor de Amazon, ya tienes asegurado que siempre aparecerás como vendedor por defecto.
  2. Herramientas Avanzadas de Marketing (AMS). Podrás acceder a todo un conjunto de herramientas que mejorarán las estrategias de tus campañas de venta: mayores opciones de segmentación, ubicaciones diferentes para tus anuncios…
  3. Página de producto mejorada (A+ Content). Si formas parte de Amazon Vendor, podrás beneficiarte de mejoras en tu página de producto tal y como una mayor cantidad de texto o el uso de sliders y vídeos para reforzar las fotos de aquello que estés vendiendo.

 

¿Qué es Amazon Vendor Express?

Dicho un poco a las bravas: Amazon Vendor Express es igual que el anterior servicio pero sin su elitista funcionamiento como club. Para entrar en este programa de Amazon, no resulta necesario recibir ningún tipo de invitación y puedes incorporarte de forma totalmente libre.

Ahora bien, tampoco creas que te beneficiarás de todas las ventajas que ya hemos mencionado un poco más arriba. Amazon Vendor Express implica una experiencia más limitada y, por lo tanto implica que deberás empezar con pedidos pequeños hasta demostrar tu solvencia, que deberás aceptar periodos de pago largos de hasta 90 días (contra las dos semanas del otro tipo de servicio que ofrece Amazon), que no tendrás herramientas avanzadas de marketing o que solo podrás vender un máximo de 85 productos (mientras que en su hermano mayor no hay ningún tipo de límite).

Así que, si te ha picado la curiosidad con todo este tema pero todavía no has recibido tu invitación oficial, ¿por qué no probar suerte con Amazon Vendor Express?