Consejos

9 trucos para desconectar del trabajo durante tus vacaciones

autor

9 trucos para desconectar del trabajo durante tus vacaciones

Estamos en plena temporada de vacaciones y quienes no están ya disfrutándolas, están pensando en ellas. En estas fechas se juntan las ganas de descanso con la urgencia de sacar todo el trabajo adelante, ocurriendo muchas veces que el trabajo no resuelto nos acompaña –en la cabeza– durante los días de resuello.

A continuación proponemos algunos trucos para desconectar completamente y disfrutar de las vacaciones como se merecen:

Resuelve todo lo que puedas antes de irte  

Quizás tengas correos electrónicos atrasados desde hace mucho tiempo y no puedas dejarlos pasar, o un proyecto que te ha llevado un enorme sacrificio y no lo has cerrado. Vale la pena que le eches unas horas de más antes de irte de vacaciones, que hagas lo necesario para resolverlo antes de echar el equipaje al maletero, porque, de lo contrario, esas tareas pendientes te acompañarán durante todo el viaje.

Y es mejor pringar un poco más antes y despreocuparse que estar todo el viaje con diferentes responsabilidades en el subconsciente.

Decide cómo quieres estar conectado

Hoy en día prohibirse a uno mismo el uso de Internet en vacaciones a veces es más una tarea que un alivio. Quizás quieras mantener el vínculo a través de Whatsapp para charlar con los amigos, o leer periódicos en línea. Esto no debería ser un problema: antes de viajar decide cuándo y de qué manera te permitirás estar conectado, para que luego no tengas que pelear contra ti mismo por navegar en Internet.

Aprovecha las opciones automáticas

Normalmente ocurre que tenemos el correo electrónico sincronizado con nuestro móvil y nos llegan todos los mensajes de gente que quiere comunicarse con nosotros. No, no es el momento. Para eso existe la posibilidad de habilitar una respuesta automática para que informe de que estamos fuera de la oficina y cuándo volveremos. Asegúrate de que esta respuesta sea muy clara e ofrezca alternativas de comunicación con algún compañero que pueda dar respuesta en tu ausencia.

Establece una “emergencia” precisa

Asegúrate de que el compañero que estará manejando tus correos electrónicos en tu ausencia entienda perfectamente qué significa una emergencia, por qué vale la pena interrumpir tus vacaciones. Procura ser lo más específico posible para no recibir llamadas inoportunas.

LEER MÁS: 4 trucos mentales para disparar la creatividad y la productividad al mismo tiempo

Mantén la información del viaje lejos del correo de trabajo

Evitar tener que consultar en el correo toda la información relativa al viaje –horarios de las excursiones, dirección del hotel, número de vuelo, etc.– le ayudará a mantenerse lejos de la tentación laboral. En cualquier caso, reenvíate todos esos correos y acumula toda esa información en un correo distinto del que utilizas para trabajar.

Silencia el teléfono

Todo un clásico: aprovecha la opción de ‘no molestar’ del teléfono para que no te entren llamadas inoportunas. Mantener un teléfono cerca puede ser prudente por las posibles emergencias, pero nadie te obliga a tenerlo siempre a pleno rendimiento. Si estás en un spa o en una playa no tengas miedo de silenciarlo.

Deja el equipo de trabajo en casa

Es una solución obvia que conviene tener siempre en mente. Si tienes dispositivos móviles con los que estás habituado a trabajar trata de alejarlos de los dispositivos personales, es decir, déjalos en casa. De esta forma se te podrá localizar en una emergencia pero no estarás atrapado en el flujo de trabajo habitual.

LEER MÁS: 12 trucos tecnológicos que nos convierten en magos como Harry Potter

Guarda toda la tecnología en lugares cerrados

Si tu elección es mantenerte algo más conectado, prueba una regla distinta: cuando te encuentres dentro de un hotel, por la mañana, esperando a que tus compañeros se terminen de arreglar, lo que sea, puedes revisar los correos del trabajo. Pero una vez que salgas toda la tecnología será ignorada. De esta forma puedes encontrar un equilibrio entre la conexión y la desconexión sin tener que organizarte un plan ultra elaborado.

Planifica la vuelta al trabajo

Prepárate para el caos que encontrarás al regresar. No programes demasiadas reuniones en el primer día, eso hará que el final de las vacaciones sean insoportables. De hecho tendrá cientos de correos electrónicos esperándote; sosiégate, respira y tómate tu tiempo.

(Fuente: Mental Floss)