Contabilidad Tecnología

10 preguntas que debes hacerte antes de abrir tu ecommerce

autor

10 preguntas que debes hacerte antes de abrir tu ecommerce

Tal vez tengas una empresa física que se esté perdiendo la oportunidad a lo largo y ancho de Internet, o tal vez tengas alma de emprendedor y quieras conquistar el mercado directamente desde la red. Sea como fuere, este artículo es para ti, pues en él encontrarás las preguntas que debes responder antes de lanzarte a montar una ecommerce.

¿Por dónde empiezo al crear mi tienda online?

Depende de las posibilidades económicas con las que cuentes. Lo ideal es contratar los servicios de un profesional que te ayude a crear la tienda desde cero, alguien que trabaje en el desarrollo del portal de manera exclusiva; si no puedes costear a un profesional en exclusiva para tu ecommerce, siempre puedes recurrir a los proveedores que ofrecen un desarrollo más económico. Éstos harán las funciones más técnicas: desarrollarán el portal y lo alojarán en el servidor que más convenga (usualmente uno propio). En esa línea, Prestashop y Shopify ofrecen la posibilidad de albergar tu tienda online de manera muy intuitiva.

Una de las cuestiones que debes plantearte antes de montar una tienda online es la de su aspecto, qué estética quieres que tenga. En ese sentido, las plataformas mencionadas permiten elegir el diseño y el funcionamiento de nuestro comercio digital.

¿Qué nombre le pongo a mi dominio?

No es una cuestión baladí. El nombre del dominio influye de manera importante en la cantidad de tráfico que conseguirás atraer a tu sitio web. Un dominio irrecordable logrará dar al traste con tus aspiraciones antes incluso de empezar a vender.

El dominio es la dirección de tu establecimiento en Internet, si nadie recuerda dónde está, ¿cómo quieres que la gente llegue a consumir en él? Elige un dominio sencillo e inspirado en alguna palabra clave asociada a tu negocio.

¿Qué sistema de pago debo usar?

La mayoría de expertos recomiendan PayPal para los negocios que van a empezar o llevan poco tiempo, ya que es un sistema ampliamente conocido entre el público y, por lo general, bien considerado a la hora de garantizar cierta seguridad.

Pese a que no hay costos de registro ni tarifas mensuales extra por los servicios básicos, hay que tener en cuenta que las comisiones pueden subir en un periodo relativamente corto de tiempo. Conviene estar al tanto.

¿Qué identidad debe tener mi tienda?

El nombre, su estética, la manera de dirigirse a los clientes; la identidad de la empresa debe ir acorde a los valores que ésta quiere transmitir y cómo desea construir su base de clientes. Para ello, haz un borrador previo con todas estas cuestiones para no improvisar una vez que esté montada la parte técnica de la tienda online.

Si no eres experto en el desarrollo estético de una marca, no dudes en rodearte de gente que pueda ayudarte con la línea grafica de tu e-commerce. Una buena imagen soportada sobre un sistema de principios interesantes es lo primero que necesitas para empezar a atraer a tus clientes potenciales.

¿Cuál será el mercado objetivo de mi tienda online?

El punto anterior entronca con éste. Para atraer a tus clientes potenciales primero tienes que saber quiénes son éstos. Dado que te vas a lanzar un medio competitivo, donde muchos otros negocios quieren disputarte el trozo de mercado que consideras que te corresponde, has de saber cómo dirigirte a los clientes para ganar su favor.

En este sentido, dirigir tu energía hacia un nicho de mercado probablemente te facilite la tarea de acceder a una base de clientes fiel que, con tiempo, ayuden a expandir tu marca. Diferénciate ofreciendo lo que otros no ofrecen, identificando las necesidades más básicas de tus compradores potenciales.

¿Cómo determinar los costes de envío?

En este punto conviene no complicarse demasiado la vida: es mucho más fácil y más preciso dejar los costos de envío a la empresa encargada de llevar el producto de tu almacén a las manos del cliente. Las empresas de envío están acostumbradas a trabajar con estos costes y ellas, mejor que nadie, saben cómo gestionar este punto.

Alternativamente, también puedes considerar ofrecer el envío gratuito a partir de una cantidad determinada para aumentar las ventas de algún producto o servicio.

¿Cómo consigo que la gente visite mi tienda online?

Partamos de la base de que ya has creado tu tienda online, al menos lo que concierne a la parte técnica… pues bien, ahora plantéate cómo vas a conseguir que la gente reme hasta ella en ese océano llamado Internet. La palabra clave a la hora de atraer tráfico a tu comercio es “SEO”. Optimiza el contenido de tu web y abre un blog para posicionar tus artículos en los buscadores. Asimismo, procura tener las redes sociales actualizadas; todo suma en el desarrollo de tu SEO.

El éxito de tu negocio online depende en buena medida de lo activo que seas en la actualización de contenidos interesantes y lo preciso que seas en la descripción de tus productos/servicios. El contenido es el rey, sí, pero tampoco conviene saturar a tu base de clientes.

¿Permito las reseñas de los usuarios sobre mis productos/servicios?

Este punto es conflictivo. Por un lado, ofrecer a los usuarios la posibilidad de hacer comentarios sobre tus productos y calificarlos puede ayudar a ganar credibilidad y notoriedad. Si los demás lo recomiendan, gente que no te conoce de nada, ¿por qué no comprarte? En contra, podría argumentarse que una mala crítica puede tumbar muy tiempo y esfuerzo invertido en conseguir que tus productos o servicios despeguen en el mercado.

La mayoría de las plataformas de e-commerce ofrecen la posibilidad de moderar, eliminar o responder a los comentarios. Si vas a dejarlos abiertos para compartir las buenas críticas en redes sociales –lo cual es un buen plan–, no subestimes la influencia de una mala reseña.

¿Cómo consigo que los clientes vuelvan?

En este punto aplicaremos un poco de psicología. Olvida cómo vas a conseguir que vender lo máximo posible sin importar el cómo ni el por qué y céntrate en qué puedes hacer para ayudar a tus clientes. Es decir, reformulemos la pregunta: ¿qué puedo hacer por ellos?

Estrecha el vínculo aportándoles aquello que no terminan de encontrar en el mercado y de ese modo te garantizas que vuelvan a por más. Asimismo, si alguien no está contento, no le ignores, trata de solucionar aquello que te reclama a fin de que termine recomendando tu marca. Al final, el boca-oído es la estrategia de marketing más efectiva de todas.

¿Cómo gestiono las devoluciones?

Otra cuestión ineludible: toda tienda tiene que saber gestionar las devoluciones, da igual que el comercio opere en el terreno físico o en lo digital. Si quieres montar una e-commerce, asegúrate de poder garantizar un correcto sistema de devoluciones. Para ello revisa que tu proveedor tenga herramientas que faciliten devolver la mercancía. Además, procura revisar el inventario y mantener al cliente al tanto del estatus de la devolución.